Trabajadores de UTE-Jerez, la empresa concesionaria del alumbrado público en Jerez de la Frontera (Cádiz), han comenzado esta semana a reponer las farolas y el cableado eléctrico en las calles del término municipal, tras haber perdido casi el 40 por ciento de los puntos de luz desde el pasado mes de diciembre debido al robo de cable y la falta de material para reparar las averías.

Según ha indicado a Europa Press Antonio Ortega, del comité de empresa, la plantilla está reponiendo una media de 15 farolas diarias después de que la empresa haya recibido un pedido de bobinas de cable y lámparas, aunque ha estimado que el alumbrado público no recobrará la normalidad "hasta dentro un mes y medio o dos".

La falta de material, debido a la deuda del Ayuntamiento jerezano con la concesionaria —que cobrará en mayo al haber sido incluida en los fondos ICO—, ha impedido a la plantilla sustituir las lámparas fundidas, obligándoles a realizar labores "de vigilancia" para evitar que se produjeran nuevas sustracciones de cable, de los que llegaron a robarse más de 40.000 metros.

En un comunicado, desde el Área de Infraestructuras han informado de que ya se ha repuesto el material en las calles Quito, prolongación de Cuatro Juanes, Playa Bajo de Guía, Varsovia esquina con Atlántico, Eje, Taxdirt, Carpinteros, Oso, avenida de Méjico, Pajarete, Cuzco, avenida de Andalucía y plaza del Cristo de la Expiración.

Asimismo, desde el Ayuntamiento han indicado que los trabajadores irán reponiendo el cableado de las calles afectadas "conforme se vaya recibiendo el material necesario y se disponga de los medios necesarios".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.