El Juzgado de lo Penal número 3 de Jaén ha condenado a seis meses de cárcel a un empresario, M.G.M., cuyo trabajador, menor de edad cuando ocurrieron los hechos —marzo de 2008—, sufrió la amputación del dedo corazón de la mano izquierda cuando se encontraba realizando su trabajo en la máquina robot de troceado automático de cuadradillo de madera en una fábrica jiennense.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se destaca que el empresario, que está legalmente obligado a facilitar los medios y medidas de seguridad exigibles y adecuadas, tenía contratados por cuenta y bajo la dependencia de la citada empresa a dicho trabajador con categoría profesional de pinche.

Así, cuando estaba realizando sus labores, la mano izquierda del menor resultó atrapada por el disco de corte sufriendo una amputación del tercer dedo de esta mano y cortes en los demás dedos. En el momento del accidente, no estaba debidamente protegido, pues la maquina disponía de marcado CE, pero carecía de elementos de protección que impidieran el acceso a sus partes móviles.

A pesar de que se había hecho entrega al trabajador de la ficha de prevención de riesgos laborales, no se había impartido al mismo la formación teórica y práctica específica de su puesto de trabajo. Tras esto, el joven estuvo ingresado nueve días en un hospital, si bien le fue imposible realizar sus ocupaciones habituales durante 259 días.

Por todo ello, el Juzgado de lo Penal ha condenado a M.G.M. como autor de un delito contra los derechos de los trabajadores y un delito de lesiones por imprudencia a la pena de seis meses de prisión y una multa de 540 euros. Además, deberá indemnizar, junto a su empresa y la compañía aseguradora, en la cantidad de 150.000 euros al joven, menor de edad en la fecha en que acaecieron los hechos.

Consulta aquí más noticias de Jaén.