Un pequeño Sant Vicent

Varios altares han empezado sus representaciones de los milagros de Sant Vicent Ferrer. Los actores son siempre niños menores de 14 años
Algunos momentos de la representación de los milagros de Sant Vicent en el altar del Tossal, en el que los niños captaron la atención de un numeroso público. Representaron la Dóna endemoniada, del autor Manuel Sánchez i Navarrete.
Algunos momentos de la representación de los milagros de Sant Vicent en el altar del Tossal, en el que los niños captaron la atención de un numeroso público. Representaron la Dóna endemoniada, del autor Manuel Sánchez i Navarrete.
J. C. Barberá
Rememorar la vida y obra de uno de los personajes valencianos más influyentes de la historia. Éste es, como cada año, el objetivo que buscan Lo Rat Penat y el Ayuntamiento de Valencia al organizar un concurso en el que se representan los milagros de Sant Vicent Ferrer. Durante la tarde de ayer hicieron su representación los altares del Tossal, con la Dóna endemoniada de Manuel Sánchez i Navarrete y el de Xirivella, que representó La Boja de Pere Delmonte i Hurtado. También el altar del Mercat con El Chepa de Josep Cervera i Grifol y el de La Canyada, que escogió Un testic de l’atre món de Manuel Sánchez i Navarrete, fueron los testigos de las obras de teatro preparadas por niños menores de 14 años.

Hoy, los altares de Meliana, La Pila, Carme y Àngel Custodi pondrán el punto y final a la edición de este año. Las respectivas obras escogidas por cada uno de ellos son Les profecies de Sant Vicent, de Vicent Montesinos Palomares, Un ànima rescatada, de Manuel Sánchez i Navarrete, De les tenebres a la Llum, del mismo autor y L’últim sermó, de Ernest Peris-Celda Puchades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento