Un árbol que cierra el paso
Los peatones del centro de Alicante tienen que hacer filigranas para pasear por la rambla Méndez Núñez.( Francisco González)
El motivo: hay un árbol sin podar con unas ramas tan largas que ya arrastran por el suelo y es imposible pasar por al lado sin arriesgarse a un tropezón o un arañazo en la cara.