Las reformas estructurales para garantizar la sostenibilidad del Estado de Bienestar y la transparencia en la gestión y austeridad son los ejes de la ponencia política que se abordará en el XI Congreso Regional del Partido Popular de Cantabria, que se celebrará el 5 de mayo en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander.

La ponencia, que han avanzado este martes en rueda de prensa sus redactores, Eduardo Van den Eynde e Iñigo Fernández, expresa el compromiso del PP cántabro de dedicar los próximos años a "devolver la confianza de la sociedad con los resultados que la sociedad espera de nosotros".

En este sentido, el texto concluye que la sociedad demandaba un cambio político que se concretó en la confianza que otorgaron al PP los electores en los comicios autonómicos y municipales, así como generales, donde la formación obtuvo los mejores resultados de su historia.

Este hecho supone "un orgullo" pero también "una responsabilidad" por la demanda ciudadana en este contexto de crisis, que "exige resultados", frente a los que el PP no tiene "miedo" pero para los que pide "tiempo".

Además, los 'populares' señalan que la sociedad será "muy exigente" con su proyecto y comportamientos personales, que deben ser "ejemplares y modélicos".

Van den Enyde, que también se encargó de redactar la ponencia política del X Congreso Regional del PP, ha señalado el "enorme cambio" de contexto que se ha producido desde entonces, cuando el partido estaba en la oposición y pedía un cambio ante la gestión del Gobierno PSOE-PRC "abocado a generar un desastre económico en Cantabria, como así se ha demostrado". Pero ahora el PP tiene mayoría absoluta y gobierna en los ámbitos nacional, autonómico y en gran parte de los ayuntamientos cántabros.

En este marco, el diputado ha explicado que la ponencia analiza los cambios políticos y los cuantifica, así como los valores del partido y el proyecto político para los próximos años.

En este sentido, ha apuntado que se insiste en la necesidad de acometer las reformas estructurales "que necesita Cantabria y España para salir de esta situación, generar empleo y actividad económica, y por tanto, para garantizar el Estado de Bienestar desde el punto de vista de la viabilidad".

Así, el proyecto político se centra sobre todo en la defensa del Estado de Bienestar y de los servicios públicos, "garantizando su sostenibilidad, que es lo único que puede proteger el Estado de Bienestar". Se trata, ha continuado Van den Eynde, de contar con servicios públicos "universales", "gratuitos" en sanidad y educación, mediante una contención del gasto y haciéndolos más eficientes.

Además, la ponencia defiende un Partido Popular con "absoluta transparencia en la gestión y austeridad".

Por su parte, Fernández ha precisado que el "éxito electoral" del PP implica un "doble mandato" derivado de la voluntad de cambio de los ciudadanos: la promoción de reformas para recuperar la economía y generar empleo, y la promoción de reformas que hagan posible el sostenimiento del Estado de Bienestar que incluye educación pública, sanidad "universal y gratuita", pensiones y políticas sociales.

Para cumplir ese mandato, los 'populares' se enfrentan al "doble desafío" de gestionar las instituciones y gestionar su partido. En cuanto las primeras, Fernández ha aludido a reformas económicas que consigan una Cantabria "más competitiva, próspera, moderna y dinámica", además de a reformas en la Administración que pongan fin a la "política de derroche" anterior. Y ha señalado que una mejor gestión es lo que garantiza la sostenibilidad del sistema.

Al respecto, ha afirmado que los ciudadanos serán "muy exigentes" a la hora de medir los resultados de las reformas pero también la actitud y comportamiento de los cargos públicos, por lo que los 'populares' deben tener una actitud "ejemplar y modélica".

Por eso en la ponencia los cargos del PP se comprometen con la "transparencia" en la gestión de los asuntos públicos, la austeridad, la honradez, el diálogo con las fuerzas políticas y sociales, y la cercanía a los ciudadanos.

Gestión del partido

En cuanto al "desafío" en la gestión del partido, el PP cántabro quiere mantener su "vocación" de fuerza mayoritaria porque PSOE y PRC tienen "estrategias comunes y coincidentes, y si no nos desalojan del Gobierno es porque los votos se lo impiden", ha observado Fernández, quien ha subrayado que el Popular también pretende continuar siendo un partido "hegemónico" y representar los intereses de la mayoría de la sociedad.

Mantener el "dinamismo" del PP y que los militantes intensifiquen su trabajo en la calle con la sociedad, siendo "correas de transmisión con los ciudadanos", son otros objetivos.

Así como aglutinar el "centro reformista" y el "regionalismo pragmático, de verdad y que da resultado" frente al "regionalismo de etiqueta" de otros, en alusión al PRC.

"Cantabria necesita de un partido fuerte, mayoritario, representativo, de gran implantación territorial y social y ese es el PP", ha defendido Fernández.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.