La portavoz de Mujer e Igualdad del grupo parlamentario socialista en las Corts, Modesta Salazar, ha asegurado este lunes que las cifras, ofrecidas por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género y que sitúan la Comunitat como la tercera con más denuncias por violencia doméstica presentadas en 2011, "son un claro síntoma de que hay un colectivo muy numeroso que nos necesita más que nunca".

Por ello, considera que aplicar recortes en las políticas de prevención de violencia de género es, "simplemente, desentenderse de este problema". Así, ha señalado que se trata de "un atraso" y que "a corto y medio plazo se notarán sus gravísimos efectos".

Salazar, en un comunicado, ha recordado que la Comunitat Valenciana es la tercera que más denuncias por violencia doméstica ha presentado en 2011, "con 72 denuncias por cada 10.000 mujeres frente a las 45 de la media española (16 puntos por encima)".

"Los datos muestran que estamos ante un problema considerable por su magnitud y por su trascendencia social pero además, —ha añadido—, ahora lo será por su vulnerabilidad, ya que Rajoy ha anunciado un drástico recorte del 71 por ciento en las campañas de sensibilización, así como en los recursos económicos que la Ley Integral de Violencia de Género contempla para las mujeres en esta situación", ha subrayado.

"Pero por si fuera poco", ha lamentado la diputada socialista, en la Comunitat "a estos recortes, aplicados por el Gobierno de Rajoy, hay que sumar la reducción en el número de oficinas de Atención a las Víctimas del Delito, así como la eliminación de 29 plazas de atención a mujeres maltratadas".

A su juicio, "estas políticas suponen un duro varapalo a las mujeres que padecen en sus casas este grave problema social, y que ahora, tampoco van a confiar en los poderes públicos para garantizarles los servicios que la ley ampara".

Del mismo modo, ha indicado que "los recortes de Rajoy afectan a las personas más vulnerables, a las más débiles, y lo que es más grave, afectan a los derechos y a la prevención". Salazar ha recordado que gracias al impulso de las políticas de prevención como son las campañas de sensibilización, y al fuerte compromiso del gobierno socialista con este "colectivo indefenso, el número de denuncias presentadas se ha conseguido disminuir sensiblemente pasando de 19.350 en 2009 a 18.500 en 2011 en nuestra Comunitat".

"No por ello, —ha añadido—, hay que olvidar a las 11 mujeres que han sido asesinadas por sus parejas en lo que va de año sin que ninguna de ellas hubiera presentado denuncia". "Estamos ante la punta del iceberg y es necesario garantizar los derechos de las mujeres para ganarle la batalla a la violencia de género", ha remarcado.

Mayor riesgo de malos tratos durante las crisis

Salazar ha insistido en que "en momentos de crisis económica, las mujeres tienen mayor riesgo de sufrir malos tratos y también de padecer violencia económica por lo que es más importante que nunca ofrecerles apoyo y una mayor sensibilidad ante esta lacra social".

Por todo ello, la diputada socialista ha asegurado que los recortes aplicados por Rajoy a través de los presupuestos Generales del Estado, y por Fabra con el cierre el cierre del 67 por ciento de los Centros de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia de Género en la Comunitat, sólo conseguirán un retroceso con consecuencias terribles, ya que todos los expertos han manifestado la idoneidad y eficacia de todas las políticas destinadas a la prevención".

Finalmente, la diputada socialista ha recordado que la lucha contra la violencia doméstica y de género "es cosa de todos", por lo que ha instado al Consell a que "no abandone a un colectivo que se verá seriamente afectado por los recortes del Gobierno de Rajoy".

Consulta aquí más noticias de Valencia.