La plantilla de la empresa vizcaína Negarra, ubicada en Igorre y dedicada a la fabricación de chimeneas y termos eléctricos, ha iniciado este lunes una huelga general en contra del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha presentado la compañía para despedir a 59 trabajadores en Igorre, según ha informado CC.OO.

El sindicato ha señalado que este recorte representaría suprimir un tercio de la plantilla actual (177). Asimismo, ha añadido que, con esta movilización, los trabajadores exigen la "retirada inmediata" del ERE y que se abra una negociación para buscar soluciones "al mal momento que vive la empresa, pero "sin medidas traumáticas", tales como "una suspensión temporal de los contratos, medidas de flexibilidad o reajustes organizativos".

CC.OO. ha indicado que, desde primera hora de la mañana, el seguimiento de la huelga es "casi total" en la empresa y "eso a pesar de una sucia campaña de la dirección para coaccionar a los trabajadores".

El sindicato ha afirmado que Negarra es la primera gran empresa en Euskadi que se acoge a la reforma laboral para recortar su plantilla mediante la nueva modalidad de ERE "exprés". CC.OO. ha recordado que los expedientes no precisan ya de la autorización del Gobierno vasco, sino que la Administración actúa como mera tramitadora.

A juicio del comité de empresa (8 CCOO, 1 LAB), los despidos anunciados son "una muestra de insensibilidad y chulería" por parte de la dirección, que "se niega en redondo" a discutir medidas de flexibilidad o coyunturales que eviten que decenas de familias "acaben en la calle y con pocas oportunidades de encontrar empleo".

El sindicato ha señalado que, entre los afectados por la "oleada" de despidos hay trabajadores de hasta 54 años y figura alguno que acumula una antigüedad de 35 años en la empresa. "Recompensar su entrega con un despido sin explicaciones y con este estilo dictatorial es una broma de mal gusto".

El comité de empresa ha manifestado su sospecha de que, si la compañía "se sale con la suya y ejecuta" la reducción de la mano de obra, el siguiente paso será "subcontratar la producción en países de bajo coste laboral". Por ello, ha indicado que la huelga indefinida no sólo es contra los 59 despidos, sino en defensa del conjunto de los puestos de trabajo y de la actividad de la empresa en Euskadi.

Por último, CC.OO. ha informado que, durante toda esta jornada, un piquete de huelga permanecerá frente a la puerta de la empresa con una pancarta.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.