Cántala otra vez, doctor House: los actores que cambiaron los rodajes por los conciertos

  • Hugh Laurie actuará en el prestigioso Festival de Jazz de Montreaux.
  • Como él, otros muchos actores han pasado de los rodajes de cine a la grabación de discos, y algunas veces con fantásticos resultados.
Hugh Laurie no es el único actor que ha probado en el mundo de la música.
Hugh Laurie no es el único actor que ha probado en el mundo de la música.
ARCHIVO

De los pasillos de un hospital a los aplausos del público. Del estetoscopio al micrófono. En resumen: de House a cantar en el mismo escenario que Bob Dylan, Van Morrison o Rufus Wainwright. Claro, hablamos de Hugh Laurie, alias Gregory House, cuyo talento como cantante lo llevará al Festival de Jazz de Montreux.

¿Un intruso? Para algunos, quizá, pero Laurie no es un recién llegado a la música: toca la guitarra, la batería, la armónica, el piano y el saxofón. Su disco ha sido un éxito. Sabe defenderse en directo. Y cuenta con el apoyo de pesos pesados como Elvis Costello, que tras escucharlo al piano sentenció: "Este chico es, antes que nada, músico. Y, seguramente, mucho mejor que actor".

Laurie, además, tiene excusa: son muchos los que antes que él se lanzaron a la piscina de un disco. Aunque quizá sea más habitual el camino contrario (recuerden a Frank Sinatra, Whitney Houston, Barbra Streisand, Cher o Will Smith, por citar solo a cinco cantantes que triunfaron en el cine), han sido muchos los actores que se han atrevido a enfrentarse con un micrófono.

¿Saben que Clint Eastwood grabó un disco (Cowboy favorites, 1963) con canciones de vaqueros? ¿Y que Don Johnson publicó varios (y no muy buenos) discos en los ochenta? Son dos ejemplos: aquí, abajo, tienen unos cuantos más.

Los españoles no son menos

Es verdad: varios actores españoles nos han permitido, casi siempre por sorpresa, descubrir su talento musical. Quizá uno de los casos más interesantes sea el de Nawja Nimri, cuyo debut musical (No blood, con Carlos Jean) nos impactó en 1998. También Leonor Watling sorprendió con su grupo, Marlango, con el que lleva cuatro discos y donde, además de cantar, escribe letras. Y hay más: desde Luis Tosar (Di Elas) y Beatriz Luengo (tres discos) a Antonio Banderas o Penélope Cruz, cuyas aventuras musicales han sido esporádicas y por películas como Desperado o Nine, respectivamente.

Bruce Willis. En pleno éxito de Luz de luna y Jungla de cristal sacó dos discos. El primero, The Return of Bruno, fue un éxito, pero Willis volvió al cine y ya solo lo hemos oído cantar al inaugurar algún Planet Hollywood o en varios actos benéficos.
Scarlett Johansson. Tras casi protagonizar Sonrisas y lágrimas en Broadway, publicó el disco Anywhere I lad my head, que recibió críticas irregulares y donde se atrevía a poner (ronca) voz a canciones de, casi nada, Tom Waits.
Russell Crowe.  Ha reconocido divertirse más con la música que con el cine, y sus distintas bandas (30 Odd Foot of Grunts y The Ordinary Fear of God), coros con su mujer (Danielle Williams) y habilidad con la guitarra y voz así lo demuestran.
Lindsay Lohan. Sí, la chica perdida tiene dos discos (dos éxitos) y se especula desde hace tiempo con un tercero que no llega. Quizá sea por los problemas personales que confesaba en A Little More Personal (Raw), su segundo LP.
David Hasselhoff. Sí, el Michael de El coche fantástico también canta. Y bastante bien: aunque sus múltiples discos pop y country no sean muy valorados en España, en otros lugares, como Alemania, el galán es un auténtico ídolo musical.
Juliette Lewis. Un torbellino: así es Lewis en concierto, y así es el turbulento sonido de su música. Sea con The Licks o con The New Romantiques, ella demuestra que su rol de estrella del rock en Días extraños le venía al (desgreñado) pelo. 

Jeff Bridges. Algunos se sorprendieron por cómo cantaba en Corazón rebelde, pero este artista polifacético (también es pintor) ya tenía un muy buen disco, Be here soon (2000). En 2011 publicó Jeff Bridges, cuyas letras también son obra suya.

Zooey Deschanel. Sus enormes ojos azules y películas como 500 días juntos hacen de ella una musa del cine actual. Para colmo tiene un grupo, She & Him, donde canta, compone y hace discos tan magníficos como Volume One.
Hugh Laurie. ¿Qué habría sido de este actor británico de no haberse cruzado con House? Sabemos lo que sí pasó: que se hizo famoso en todo el mundo, se convirtió en el actor mejor pagado de la televisión (medio millón de euros por capítulo) y hasta publicó en 2011 un disco, Let Them Talk. ¿Y saben otra cosa? Que, encima, es bastante bueno: sonidos sureños, melodías pegadizas y la nasal voz de Laurie (que también toca el piano). Por cierto, otro dato para sus seguidores: también escribe novelas.
Kevin Costner. De niño tocó la guitarra. Cantó en un coro. Fundó un grupo, Roving Boy (Chico errante), pero el cine lo alejó de la música hasta que en 2008 creó Kevin Costner & Modern West, grupo con el que ha sacado dos buenos LP.
Gwyneth Paltrow. Tiene una bonita voz: además de grabar temas con, por ejemplo, los actores de la serie Glee, Paltrow protagonizó Country Strong, cuyas canciones canta (y toca) en directo con resultados más que dignos.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento