El desnudo en la fotografía, del erotismo disfrazado del siglo XIX al activismo de los ochenta

  • El MET de Nueva York expone la historia del género desde el comienzo de la fotografía.
  • Las fotos iniciales, en la primera mitad del siglo XIX, fueron concebidas para sustituir al posado en las obras de pintores y escultores.
  • La revolución sexual de los años sesenta y el drama del sida en los ochenta hicieron del cuerpo un vehículo político.
Desnudo fotografiado por George Brassaï en los años treinta
Desnudo fotografiado por George Brassaï en los años treinta
George Brassaï -  © The Estate of Brassaï

El desnudo sigue provocando polémicas y discusiones en torno al pecado, la sexualidad, la identidad cultural y los cánones de belleza, sobre todo cuando se trata de fotografías, imágenes específicas, detalladas y sinceras, y no pinturas que dulcifican el debate.

El Metropolitan Museum of Art (MET) de Nueva York expone hasta el nueve de septiembre Naked before the Camera (Desnudos ante la cámara) con 60 fotos seleccionadas del extenso catálogo de la pinacoteca que analizan cómo se ha tratado la desnudez humana desde el siglo XIX hasta ahora.

Con el nacimiento de la fotografía, muchos pintores y escultores realizaban imágenes de modelos sin ropa que sustituían al posado. Estos estudios decimonónicos sirvieron a artistas como Gustave Courbet, que muy posiblemente se fijó en una imagen tomada por el fotógrafo Julien Vallou de Villeneuve en 1853 para pintar el óleo Mujer con loro (1866).

Al principio concebidas como una ayuda para otras artes, las instantáneas de desnudos comenzaron pronto a tener valor por sí mismas. Dos fotos recientemente adquiridas por el museo, realizadas en torno al año 1850 por un autor desconocido francés, son ejemplos artísticos tempranos: en un formato más grande de lo habitual, las figuras de toque clásico parecen envueltas en un tejido vaporoso. Las fotos se revelaron en un papel sedoso que sustituye al papel grueso del momento.

La sensualidad disimulada por la antropología

No todos los pioneros del desnudo se movían por impulsos artísticos. La segunda parte de la muestra recopila imágenes hechas con fines médicos y etnográficos y —por supuesto— eróticos. La delgada línea que separa estas categorías se debe a la pericia de sus autores para evadir la censura y el escándalo.

Las fotos de chicas zulúes realizadas entre 1892 y 1893 por el estudio de G.W. Wilson o las mujeres indonesias que Paul Wirtz retrató a principios del siglo XX son una mezcla de exotismo y sensualidad disfrazados de antropología.

La exposición se adentra en los grandes de la fotografía de entreguerras. Autores como Brassaï, Man Ray y André Kertész dieron rienda suelta a la exploración psicosexual y al juego visual del surrealismo. La intimidad de las mujeres de los artistas —como Harry Callahan y su eterna Eleanor— marcaron los desnudos artísticos de mediados del siglo XX.

Naked before the Camera también analiza el cambio de rumbo del género tras la revolución sexual de los sesenta y el trauma del sida en los ochenta. Los artistas comenzaron a ver el cuerpo como un terreno político, un vehículo para explorar la identidad. Las fotos del campamento nudista que Diane Arbus visitó en 1963 y la serie referida a la lujuria adolescente realizada por Larry Clark en los setenta ilustran el cambio de percepción de la desnudez: de la inocencia y la intimidad a la manifestación de la individualidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento