El secretario federal de Ideas y Programas del PSOE, Jesús Caldera, ha calculado este martes que Galicia destruirá en 2012 entre 8.000 y 13.000 empleos por el efecto de la reforma laboral, de modo que el paro subirá entre 56.800 y 62.000 personas. Así, ha elevado la previsión de la Xunta, que baraja un aumento de 48.000 personas en la lista.

En rueda de prensa después de reunirse con el jefe de filas del PSdeG y los responsables de economía y empleo socialistas y de las centrales sindicales, el socialista ha presentado el documento 'Reforma laboral y crisis. Efectos sobre la economía española' de la Fundación Ideas, de la cual es vicepresidente.

Tal y como ha explicado, la reforma laboral es "procíclica" y, dado que "no estimula" la contratación sino que "favorece todavía más el despido", ahondará en la crisis actual y "generará más desempleo".

"En crisis, los economistas recomiendas medidas contracíclicas", ha planteado Caldera, quien ha resaltado que distintos medios económicos internacionales "creen que la Unión Europea no sigue la estrategia adecuada sólo primando la austeridad, porque asfixia el crecimiento" sin ofrecer "alternativas" en infraestructuras o sectores estratégicos. RAJOY,

"el campeón"

En este punto, ha criticado que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, aspire a ser "el campeón de las máximas exigencias". Es por ello que ha augurado que 2012 y 2013 serán años de "recesión que puede acabar en depresión".

De hecho, el informe establece que, a nivel nacional, la destrucción de empleo como consecuencia directa de la nueva normativa laboral alcanzará a unos 200.000 trabajadores, lo que supondrá que "unas 800.000 personas" pasen a engrosar las listas del paro.

En este escenario, Jesús Caldera ha advertido de que "no habrá base suficiente para devolver la deuda", dado que la reforma laboral conlleva que "cada vez haya menos renta en las familias, menos consumo y menos ingresos del Estado a través de los impuestos", de modo que "bajará el PIB".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.