Se trata, según el autor de la proposición no de ley aprobada, el socialista José Manuel Lage, de "introducir sistemas y técnicas de optimización de recursos energéticos en el mantenimiento de instalaciones y equipamientos públicos", tal y como se aprobó en el último Debate sobre el Estado de la Autonomía.

Además, en base a una enmienda introducida por el BNG, se pide a la Xunta que "continúe" con la detección en los centros o instituciones públicas de "situaciones de consumo gravosas en exceso" que puedan darse por la carencia de una tarifa regulada o "de último recurso" —inferior a 10 kw de potencia— o por estar pagando algún sobrecoste.

Ley del juego

Pese al acuerdo logrado en materia energética, no fue posible el mismo consenso para pedir al Gobierno gallego que "actualice" la Ley del Juego de Galicia, debido a los "cambios" en la propia actividad y para incluir medidas de protección de la salud.

Así lo ha demandado Lage Tuñas, y ha contado con el respaldo del diputado del BNG Alfredo Suárez Canal, partidario de "sustituir una ley obsoleta por una nueva".

Sin embargo, el representante del PP en el debate, Antonio Rodríguez Miranda, que ha coincidido en la necesidad de actualizar la norma, ha explicado que Galicia forma parte de un grupo de trabajo creado con otras comunidades para adaptar su ley una vez comprobado el "desarrollo" de la estatal.

Enfrente, el parlamentario nacionalista ha tildado de "patética" la justificación del PP para "no poner plazo a la Xunta para reformar la norma". Y, a renglón seguido, le ha recordado que el Estatuto de Autonomía señala el juego como una de las "competencias exclusivas" de la autonomía.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.