El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aboga por mejorar aún más los mecanismos de control financiero de las cuentas de las comunidades autónomas previstos en la nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria, y reclama que las administraciones autonómicas den información más completa y más a menudo para prevenir posibles desviaciones.

En una comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, Fernández Ordóñez ha subrayado la importancia de que "las comunidades autónomas cuenten lo que hacen" y que detallen "mes a mes" o "trimestralmente" su situación, afirmando que cuando el Gobierno central informó a finales de 2011 de los datos de déficit regional "nadie sabía lo que había pasado en las comunidades autónomas desde el mes de junio anterior".

"Coincido en que lo mejor de la Ley de Estabilidad Presupuestaria son los mecanismos de corrección y la obligación de información al Gobierno central, pero (estos mecanismos) se podrían mejorar", ha defendido a renglón seguido, recordando a los gobiernos autonómicos que estas exigencias no van "en su contra" sino que redundan en un mejor control de las cuentas públicas para lograr alcanzar los exigentes objetivos de déficit pactados con Bruselas.

Dificultad para corregir sobre la marcha

Y es que, a juicio del gobernador del Banco de España, el desvío en más de dos puntos y medio del objetivo de déficit el pasado ejercicio ha puesto de manifiesto "las carencias en la disponibilidad de información" existentes hasta ahora, que "retrasaron la activación de los mecanismos para hacer cumplir los objetivos de consolidación".

Además, también han revelado la "dificultad de corregir la dinámica fiscal en situaciones cíclicas adversas" y la "insuficiencia" de los mecanismos que obligan a la corrección de los déficit públicos, poniendo así de relieve la importancia de contar con herramientas de "seguimiento, alerta temprana y control presupuestario" en todos los niveles del gobierno.

Por todo ello, ha valorado que la Ley de Estabilidad precisamente concede al Ejecutivo central estas armas, que deberían implementarse "de forma urgente" para "mejorar de forma significativa la transparencia de la actuación de las administraciones públicas". "Los mecanismos de la ley pueden ser muy efectivos para garantizar la disciplina si se aplican con rigor y se establecen los procedimientos adecuados de supervisión de la ejecución presupuestaria durante el ejercicio", ha insistido.

En relación con las cuentas autonómicas, Fernández Ordóñez ha expresado también su "preocupación" por la "obsolescencia" de algunas previsiones macroeconómicas que utilizan los gobiernos regionales para elaborar sus presupuestos, lo que obliga a adoptar posteriormente medidas correctoras.

Consulta aquí más noticias de Toledo.