El vicepresidente económico del Govern, Josep Ignasi Aguiló, ha confirmado que este año no habrá nuevos impuestos en Baleares, tras el Decreto Ley que se convalidará esta tarde en el Parlament para reducir en 65 millones de euros el déficit público y que supone la aplicación del céntimo sanitario, así como varios impuestos en vehículos de alta gama, transmisiones patrimoniales y actas jurídicas.

En los pasillos del Parlament, Aguiló ha señalado que, de esta manera, los impuestos que se aprueben esta tarde serán los últimos de este año, dado que con ellos ya se podrán ajustar las cuentas de la Comunidad Autónoma a las exigencias del déficit público. No obstante, ha advertido de que "estamos en un proceso reformista".

Finalmente, ha remarcado que con las medidas que se aprueben esta tarde en la Cámara autonómica, se podrá "acelerar el proceso de equilibrio presupuestario", por lo que ha insistido en que "no hará falta una nueva subida de impuestos".