Comisiones Obreras (CC.OO.) ha pedido al Gobierno de Aragón la gestión pública de los nuevos hospitales, tras considerar que el Ejecutivo aragonés "ha abierto la puerta a la privatización de la sanidad" tras señalar este jueves en las Cortes de Aragón que la construcción del nuevo Hospital de Alcañiz (Teruel) se realizará a través de la colaboración público-privada, que supondrá "la externalización de los servicios no asistenciales, como el mantenimiento, la limpieza o la lavandería".

CC.OO. ha calificado de "grave para la sanidad pública" las afirmaciones realizadas al respecto por miembros del Gobierno aragonés ya que "la privatización de los servicios no asistenciales tiene un coste más elevado a largo plazo, empeoran las condiciones laborales y reducen empleo".

No obstante, ha precisado en una nota de prensa, "la privatización ya es una realidad en el Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia, en el que grandes grupos empresariales dominan el sector de mayores".

En este sector, han subrayado, "los ratios de personal son bajísimos en comparación con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, las condiciones de los trabajadores hasta un 40 por ciento inferiores", mientras que los "márgenes de beneficios se los ingresan las empresas en lugar de revertir en el conjunto de la sociedad".

Para CC.OO., la colaboración público-privada que quiere "vender" el Gobierno de Aragón como solución a la construcción de los hospitales turolenses "es un modelo mucho más costoso a largo plazo" y "no hay más que ver la situación de sanidad en Valencia, Cataluña o Madrid, que optaron por esta fórmula antes que Aragón".

Comisiones Obreras ha defendido que los hospitales "deben ser propiedad de la Administración y gestionados de manera eficiente por la misma", al tratarse de "un bien común pagado por el conjunto de la ciudadanía con sus impuestos".

"Lo contrario, entregar patrimonio público a manos privadas a cambio de adelantar unas obras, es privatizar, lo llamen como lo llamen", ha argumentado la organización sindical.

Gestión pública

CC.OO. ha pedido que sea el Gobierno quien gestione la sanidad "y no los grupos de capital que sólo buscan obtener beneficios de la prestación de la asistencia sanitaria".

En estas fórmulas de financiación público-privada y concesiones de obra pública, la financiación, gestión —y en algunos casos la prestación de servicios— "corre a cargo de consorcios integrados por empresas constructoras, que levantan los edificios, de entidades bancarias, adelantan el dinero, y de aseguradoras, gestionan los servicios".

Así, una vez entregado el centro, la Administración paga un canon anual por 20 ó 30 años "que se paga a cargo del gasto corriente de los presupuestos, no del capítulo de inversiones, por lo que no computa como deuda pública, a pesar de que el coste de los centros —endeudamiento real— multiplica por siete el coste real de los mismos".

Según ha apuntado CC.OO., esta gestión se comenzó a realizar en la Comunidad de Madrid, la Generalitat de Cataluña y la Generalitat Valenciana, "que son las Comunidades más endeudadas en sanidad" y "algunas de ellas ya empiezan a pedir que se devuelvan las transferencias al Estado porque no se pueden hacer cargo de los pagos".

Por todo esto, CC.OO. ha solicitado que se "dialogue" sobre esta cuestión en los foros que correspondan "y que, si es la única solución al problema, que sea totalmente transparente de cara tanto al ciudadano y usuario como para el trabajador".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.