EUPV y Bloc-Compromís han criticado este lunes en un comunicado que los servicios jurídicos del Consell hayan certificado que la tramitación para la obtención de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la incineradora de L'Alcora (Castellón) es "totalmente correcta".

Así, la diputada de EUPV Marina Albiol ha asegurado que la Conselleria "ha primado los intereses privados sobre la salud de las personas" y ha recordado que su formación "siempre" se ha opuesto a este tipo de tratamiento de residuos "por sus consecuencias sobre la salud de las personas y el medio ambiente", y ha anunciado que continuarán apoyando la "lucha" de los ciudadanos de L'Alcora.

Albiol ha señalado que con la decisión de la Conselleria de Medio Ambiente de "validar" el procedimiento de autorización ambiental de la incineradora el PP "ha primado los intereses privados sobre la salud de las personas", y ha dicho que esta planta sólo generaría beneficios privados, mientras que los perjuicios de esta actividad serían asumidos por todo el pueblo y la comarca".

"Existen muchos indicios y datos que demuestran claramente que esta forma de tratamiento de residuos es lesiva para la salud de las personas y degrada el medio ambiente", ha indicado Albiol, quien ha añadido que si se hace una incineradora en L'Alcora es "porque la Conselleria de Medio Ambiente quiere y lo autoriza, pues si no quisiera, no se haría".

Para la diputada, el PP "está jugando con la gente descaradamente, pues el Ayuntamiento de L'Alcora lleva a los tribunales a la incineradora mientras el gobierno de la Generalitat avala el procedimiento, dejando que continúe su curso".

Rabia e indignación

Por su parte, desde el Bloc-Compromís han reaccionado "con rabia e indignación" a la declaración del Consell asegurando la "legalidad" de la proyectada incineradora de L'Alcora. El diputado de Compromís Josep Maria Pañella ha asegurado que "la supuesta neutralidad de la que hace gala el Consell entre los intereses de la empresa y los de la población de L'Alcora es inadmisible".

Según ha dicho, "el gobierno autonómico tiene la obligación de defender los intereses de la ciudadanía, en este caso la de L'Alcora, y las poblaciones vecinas, que de manera prácticamente unánime está exigiendo a las autoridades una solución para un grave problema como éste, en que está en juego su salud y la de sus hijos".

"Ante esto —ha dicho Pañella— el Consell no puede desentenderse alegando supuestas neutralidades que, cuando la diferencia de fuerza entre las dos partes es tan grande, significa en la práctica el pleno apoyo a la empresa".

Por otro lado, el diputado provincial del Bloc, Enric Nomdedéu, ha pedido al presidente de la Diputación, Javier Moliner, que conteste "rápidamente" la petición formulada por él en el último pleno para que el consistorio provincia "apoye y se persone en el proceso judicial de L'Alcora contra la incineradora".

Nomdedéu formuló esta petición después de que el Ayuntamiento de L'Alcora, en el pleno del 26 de marzo, acordara interponer un recurso administrativo ante el silencio de la Conselleria respecto al recurso de alzada presentado por el consistorio.

"Ahora, después de conocer el informe de la Autorización Ambiental Integrada en que el departamento que dirige Bonig da luz verde a la incineradora, la Diputación debe responder, sin más tardanza, a la petición del Bloc y posicionarse junto a los vecinos de L'Alcora en contra de la incineradora", ha apuntado Nomdedéu.

Consulta aquí más noticias de Castellón.