Detienen a un hombre por entrar en casa de P Diddy, ponerse su ropa y dormir en su cama

  • Un hombre entró en la mansión del cantante en los East Hampton de Nueva York.
  • Ya se había hecho pasar por su primo en otra ocasión en 2001.
  • Un policía no dió la alarma porque creyó que tenía autorización.
  • La madre del intruso asegura que sufre una enfermedad mental.
El rapero P Diddy posa ante los fotógrafos en una imagen de archivo de 2003.
El rapero P Diddy posa ante los fotógrafos en una imagen de archivo de 2003.
Jason Szenes / EFE

La policía ha detenido a un hombre por colarse en la casa que el rapero P Diddy tiene en los East Hampton de Nueva York. El hombre, de 30 años y desempleado, entró en la mansión de madrugada por una puerta que estaba abierta y permaneció allí al menos 24 horas durante las cuales consumió comida, bebidas alcohólicas y durmió en la cama del cantante. Además, el hombre llegó a probarse la ropa de la estrella de hip-hop, según ha publicado el diario estadounidense The New York Post.

P Diddy, antes conocido como Puff Daddy, no se encontraba esos días en la mansión por lo que no coincidió con Quamine Taylor, de nacionalidad jamaicana. El hombre está bajo custodia policial desde el 1 de abril ya que no ha podido pagar la fianza de 2.000 dólares (1.500 euros) que le ha sido impuesta. Taylor, fan de Sean Combs —nombre real del rapero—, ya había conseguido colarse en su casa en 2001 y hacerse pasar por un primo suyo para que los miembros de seguridad no le expulsaran.

En una entrevista desde prisión, el propio Taylor ha asegurado que desde entonces ha ido de vez en cuando a la mansión. "He estado allí muchas veces, pero a Sean le hace gracia encontrarme allí de vez en cuando", ha declarado. La madre del intruso, que no ha querido identificarse, ha explicado al diario neoyorquino que su hijo tiene un amplio historial de enfermedades mentales.

Un portavoz de P Diddy ha declinado pronunciarse sobre el asunto. La mansión era utilizada por el rapero para celebrar sus populares fiestas de verano.

La policía respondió al aviso de la alarma de la casa, pero al parecer, Taylor consiguió convencer al agente de que tenía autorización del rapero para quedarse allí. Fue el portero de la casa quien avisó de nuevo a la policía al descubrir la presencia del hombre y confirmar que no tenía permiso alguno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento