Prisión provisional para dos detenidos el 29-M en Barcelona para prevenir posibles disturbios

  • Una jueza dictamina la medida contra dos estudiantes detenidos en la huelga.
  • Quiere evitar que participen en actos violentos durante el Día del Trabajador y en la cumbre de presidentes de bancos europeos.
Un mosso d'esquadra detiene a un manifestante en Barcelona durante los disturbios que se han producido en la jornada de huelga general del 29-M convocada por los sindicatos contra la reforma laboral.
Un mosso d'esquadra detiene a un manifestante en Barcelona durante los disturbios que se han producido en la jornada de huelga general del 29-M convocada por los sindicatos contra la reforma laboral.
Alejandro García / EFE

Prisión provisional como medida preventiva, para evitar la participación de detenidos en posibles disturbios. La iniciativa, apoyada por el conseller catalán de Interior, Felip Puig, a raíz de la violencia registrada durante el pasado 29 de marzo protagonizada por determinados grupos violentos, ya se ha empezado a aplicar.

La dictaminó este martes una jueza de Barcelona, precisamente contra dos de los universitarios detenidos el día de la huelga general en la Avenida Diagonal. Según indicó, con esta medida quiere evitar la participación de los dos chicos en nuevos actos de protesta que pueden acabar con nuevas acciones vandálicas próximamente en la capital catalana: la celebración del Día del Trabajador el próximo 1 de mayo, y la cumbre de presidentes de bancos centrales europeos, del 2 al 4 de mayo.

La magistrada Carmen García considera que hay un "alto pronóstico de comisión pasada y futura de hechos análogos" y desestimó el recurso de la defensa de los dos chicos, Ismael B. A. y Daniel A. S., que pedía la libertad provisional. La jueza reconoció los "esfuerzos loables" del abogado por defender su liberación.

A favor de los arrestados

Los compañeros de clase de los detenidos, estudiantes de Física de la Universitat de Barcelona, y diferentes entidades han pedido en repetidas ocasiones su libertad y que no se les trate como "cabezas de turco"; también han negado que pertenezcan a movimientos antisistema y han enviado cartas en las que los califican de "buenos, tímidos, reservados y estudiosos". La jueza no ha dado demasiado valor a los documentos porque están sin firmar y son "simples opiniones, irrelevantes a la hora de valorar la gravedad de los hechos y la oportunidad" de la prisión preventiva. Y añadió que el grado de organización del grupo en el que presuntamente participaban los dos jóvenes evidencia que no son neófitos en disturbios violentos, aunque nunca habían sido detenidos con anterioridad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento