Detenido un atracador que sustrajo 150 euros de un establecimiento de venta de golosinas en Santiago

Usaba muletas para andar porque se precipitó desde un tercer piso al tratar de escapar de un registro policial en la pensión donde moraba
Efectos Intervenidos A Atracador En Santiago De Compostela.
Efectos Intervenidos A Atracador En Santiago De Compostela.
POLICÍA NACIONAL

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Santiago han detenido a un atracador que sustrajo 150 euros en un comercio de venta de golosinas armado con un objeto punzante cuando procedió a asaltar un local hostelero con el rostro cubierto.

Según informa la Comisaría compostelana, el pasado día 6 de abril fue detenido el individuo por dos delitos de robo con fuerza e intimidación en dos establecimientos de la capital gallega.

Los hechos sucedieron el día 5 por la tarde cuando, en un establecimiento de venta de golosinas de la zona monumental, entró un individuo con muletas y el rostro desfigurado, según ha explicado la Policía. Amenazando con un objeto punzante a la propietaria del local, le pidió todo el dinero recaudado, por lo que la mujer se lo dio por miedo a represalias. Momentos después, la víctima acudió a dependencias policiales para denunciar los hechos.

Ese mismo día de madrugada, en un establecimiento hostelero de la misma zona monumental, un individuo con el rostro cubierto por una palestina y con la ayuda de muletas para poder andar, entró portando en su mano un arma y pidió al dueño todo lo recaudado bajo amenazas.

Cuando la persona que regenta el local reaccionó, se percató de que la pistola que exhibía el atracador era simulada, por lo que alertó a la Policía, que acudió al lugar en su auxilio.

Cuando los agentes de la Policía Nacional llegaron al lugar de los hechos, lograron detener al individuo que, debido a sus características físicas, fue "fácilmente identificado", según las mismas fuentes policiales, por los funcionarios como el atracador del establecimiento que fue robado esa misma tarde, por lo que procedieron a su detención. MULETAS

El atracador, de 41 años de edad, usaba muletas para andar porque meses atrás intentó escapar de un registro que la Policía Nacional estaba realizando en la pensión donde moraba, precipitándose desde un tercer piso, tras lo que quedó gravemente lesionado. Debido a esta circunstancia, los agentes pudieron identificar con más facilidad al autor de varios delitos de robo con intimidación.

El individuo, que posee más de diez detenciones por hechos similares a los de su actual detención y quince en total por diversos motivos, fue puesto a disposición judicial. El juez que instruyó la causa ha ordenado su ingreso en prisión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento