El director gerente de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM), José Ramón Orta, ha afirmado este miércoles que su prioridad al frente de esta entidad es, además de pagar la deuda, conseguir la electrificación de la red ferroviaria hasta Manacor.

Durante su intervención en la Comisión de Asuntos Institucionales y Generales del Parlament, con el objetivo de defender su idoneidad para el cargo, Orta ha remarcado que la "máxima inversión" que lleve a cabo SFM será en esta actuación, que se efectuará "por pocas posibilidades que tengamos".

No obstante, el gerente ha indicado que hacerlo supondría una inversión de 52 millones de euros "que no sé de dónde sacaremos", ha admitido Orta, quien ha hecho hincapié en que, en cualquier caso, se trata de una inversión "básica" porque la isla "ganaría en todo".

Orta, quien durante su intervención ha remarcado que el ferrocarril "es un medio de transporte de presente y de futuro", ha lamentado que la deuda que tiene SFM no baste "ni para pagar la mitad -de los gastos derivados- del personal".

Además, ha explicado que el cierre de la estación de Sant Joan se llevó a cabo para ganar cuatro minutos en velocidad comercial, un aspecto que provoca que este medio de transporte sea "más competitivo frente al coche".

Relaciones con los sindicatos y horas extra

Sobre sus relaciones con los sindicatos, ha admitido que éstas son "difíciles", si bien ha dicho estar "contento" de éstas porque sus problemas principalmente son con una única organización sindical. "Con CCOO no hay buena sintonía pero estoy trabajando para recuperarla".

Finalmente, se ha referido a la problemática de las horas extras que ha ocasionado que se hayan tenido que pagar 80.000 horas hasta el momento, lo que durante el 2011 se tradujo en 2,4 millones de euros.

Por su parte, los partidos de la oposición han agradecido la intervención de Orta por ser "el único dirigente del PP que no se ha excusado en el pasado", ha dicho el socialista, Cosme Bonet. Mientras, el parlamentario del PSM-IV-ExM, Nel Martí, le ha reclamado que sea "fuerte" ante el Gobierno central.