Comienza este lunes en Huesca el juicio por el secuestro y asesinato de una empresaria en Sabiñánigo

La Audiencia Provincial de Huesca acogerá desde este lunes, día 26 de marzo, el juicio por el secuestro y asesinato de María Pilar Blasco Gracia, una empresaria de Sabiñánigo (Huesca) cuyo cadáver fue encontrado el 14 de junio de 2008 sumergido en un canal próximo a su localidad.
Audiencia de Huesca
Audiencia de Huesca
EUROPA PRESS

La Audiencia Provincial de Huesca acogerá desde este lunes, día 26 de marzo, el juicio por el secuestro y asesinato de María Pilar Blasco Gracia, una empresaria de Sabiñánigo (Huesca) cuyo cadáver fue encontrado el 14 de junio de 2008 sumergido en un canal próximo a su localidad.

El Ministerio Fiscal responsabiliza del crimen a Francisco Javier Puyo, un empresario de la misma población que la víctima, y a Gabriel Claudiu, un ciudadano rumano que actuó, presuntamente, como su cómplice. A ambos les imputa sendos delitos de robo con intimidación, secuestro y asesinato, por los que les solicita a cada uno penas que suman 40 años de prisión.

En su escrito, el fiscal asegura que el principal procesado, Francisco Javier Puyo, que atravesaba una "difícil" situación económica en la fecha del crimen, planeó secuestrar a la empresaria y pedir un rescate a la familia.

Así, afirma que el acusado, que había mantenido relaciones comerciales con la víctima en el pasado, se puso de acuerdo con dos personas de nacionalidad rumana que trabajaban en la zona como albañiles, uno de los cuales no pudo ser detenido, para llevar a cabo su plan.

En su relato, el fiscal considera que el acusado abordó a su víctima cuando salía de su domicilio y, mediante un engaño, la introdujo en un garaje próximo. Allí, junto a los dos hombres de nacionalidad rumana, la golpearon e intentaron robarle. Posteriormente la estrangularon sin llegar a causarle la muerte y, tras atarle dos sacos de arena a la cintura, la arrojaron al canal de Jabarrella.

El fiscal solicita para cada uno de los acusados 5 años de prisión por un delito de robo con intimidación, 10 años por secuestro y 25 por asesinato, y reclama del empresario procesado el pago de una indemnización de 250.000 euros a la familia de la víctima.

Por su parte, el abogado de la defensa del principal acusado solicita la absolución por falta de pruebas. De los dos ciudadanos rumanos acusados de colaborar en el secuestro y asesinato, sólo uno fue detenido y se sentará el lunes en el banquillo. El otro hombre permanece huido de la justicia.

El cadáver de María Pilar Blasco, empresaria de 54 años de edad, fue encontrado en un paraje del término municipal de Sabiñánigo, después de que la mujer desapareciera el 10 de junio de 2008, cuando iba a su trabajo, un negocio familiar de materiales de construcción.

El cuerpo sin vida fue hallado dentro del canal de Sabiñánigo, con evidentes signos de violencia. La desaparición de Pilar Blasco fue denunciada el día 10 por su familia y la última vez que se la había visto fue ese mismo día.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento