IU Toledo propone mejorar la recogida selectiva para que el 'Ecoparque' no sea "un macrovertedero"

Izquierda Unida-Los Verdes, con motivo de la inauguración del denominado 'Ecoparque' del Aceituno, plantea la necesidad de que esta inversión "de elevado coste económico y ambiental sea de verdad útil para conseguir recuperar un mayor porcentaje de los residuos y que vaya al vertedero de rechazo sólo aquello que no se pueda reciclar, con objeto de no frustrar la colaboración ciudadana y las expectativas creadas".
Ecoparque Toledo Vista Aérea
Ecoparque Toledo Vista Aérea
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN

Izquierda Unida-Los Verdes, con motivo de la inauguración del denominado 'Ecoparque' del Aceituno, plantea la necesidad de que esta inversión "de elevado coste económico y ambiental sea de verdad útil para conseguir recuperar un mayor porcentaje de los residuos y que vaya al vertedero de rechazo sólo aquello que no se pueda reciclar, con objeto de no frustrar la colaboración ciudadana y las expectativas creadas".

En opinión del concejal del Ayuntamiento de Toledo, Aurelio San Emeterio, la instalación no es tan "integral" como se ha planteado en los discursos inaugurales, "y desde luego no conduce al objetivo residuo cero" y a la sostenibilidad "con el que se les llena la boca", ha informado IU en nota de prensa.

Para el portavoz de Izquierda Unida-Los Verdes, el actual modelo de recogida selectiva basado en contenedores viarios para papel/cartón, vidrio y envases y sin separación de materia orgánica "es un modelo insuficiente, que no consigue recuperar cantidades significativas, que exige gran esfuerzo a la ciudadanía".

Así, recuerda que el reciclaje "no es gratis" ni en términos ambientales, "pues precisa de consumo adicional de materias primas y energía, ni crematísticos, porque pagamos un sobreprecio para usar los envases, recogerlos y reciclarlos, y por eso "la prioridad es la prevención en la generación de basuras".

Por todo ello Izquierda Unida-Los Verdes propone implantar un modelo "realmente eficaz" de recuperación de los residuos, yendo más allá de los contenedores de color amarillo. El modelo alternativo se basaría en la separación en las propias casas en dos bolsas: restos de comida en una y todo lo demás en otra que irían a parar a sendos contenedores, para garantizar la máxima recuperación de residuos y una mayor calidad del compost que se obtenga con la fracción orgánica.

Este modelo, que ya se practica en Valladolid, Córdoba o varias localidades del País Vasco, Navarra y Cataluña se puede extender a toda la provincia y así lograr porcentajes de recuperación cercanos al 70-80 por ciento y que al vertedero llegue la mínima cantidad de residuos y siempre aquellos cuyo impacto ambiental sea menor, es decir, que sea de verdad un vertedero de rechazos.

Así, según San Emeterio "se demostrará que la clasificación de los residuos en el 'Ecoparque' es eficaz y no se trata sólo de un eufemismo para llamar de otra forma a un macrovertedero con la intención de reducir el rechazo social".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento