Madrid reconoce la mayor deuda municipal a proveedores de España: 1.017 millones de euros

  • Hay 1.700 proveedores afectados.
  • El Ayuntamiento de Madrid se acoge al préstamo del Gobierno para pagar.
  • Ya tardan una media de 10 meses en cobrar, sobre todo las de limpieza, mantenimiento y obras públicas.
Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid.
Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid.
Jorge París

1.017,5 millones de euros. Leído así puede parecer una cifra más. Pero detrás de este número hay cientos de empresarios y autónomos tentados de echar el cierre, miles de trabajadores a la espera de llevar un sueldo a casa y otras tantas familias haciendo cuentas para llegar a fin de mes. Esos 1.017,5 millones de euros es el dinero que el Ayuntamiento de Madrid debía a sus proveedores a 1 de enero de 2012, según los datos declarados este jueves ante el Ministerio de Hacienda y hechos públicos por la concejala Concepción Dancausa.

El envío de esta cifra al Ministerio era condición indispensable para acogerse al Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores, una línea de crédito puesta en marcha por el Gobierno central para aliviar las deudas municipales con sus contratas. Mediante esta declaración, el Consistorio madrileño solicita formalmente al Estado un préstamo que irá íntegramente destinado a saldar las facturas pendientes.

Ahora, el Gobierno evaluará las cuentas de la capital y le concederá ese préstamo en función de su capacidad para afrontar el pago. La situación económica municipal presenta dos caras: por un lado, acumula una elevada deuda financiera, de 6.348 millones (sobre todo, por lo que debe a los bancos tras la M-30); pero, por otro, tiene un déficit mínimo, solo del 0,47% en términos de contabilidad nacional.

En cuanto a la deuda comercial (con proveedores), el Ayuntamiento tiene un total de 16.712 facturas impagadas con 1.700 empresas. De media, cada una de estas contratas está a la espera de percibir cerca de 600.000 euros. Y el retraso es cada vez mayor: la concejala Dancausa reconoció que ya tardan "alrededor de diez meses" en saldar los compromisos con sus proveedores, cuando la ley de morosidad obliga a abonar las deudas en un plazo inferior a 90 días. Los principales acreedores del Consistorio están en el sector de la construcción y obras públicas, en limpieza urbana y en mantenimiento de mobiliario.

Además del préstamo estatal, Botella se plantea otras fórmulas para lograr dinero. Este jueves mismo anunció que está elaborando un inventario de edificios municipales para sacar algunos de ellos a subasta.

En el resto de la región, municipios como Alcorcón (con 120,4 millones), Alcalá (93,6 millones) y Torrejón (66 millones) también acumulan abultadas deudas comerciales. Sin embargo, otros ayuntamientos como el de Alcobendas o de Fuenlabrada no pedirán el préstamo, al estar al día en el pago a proveedores.

Barcelona no lo necesita

Mientras, Madrid lidera la clasificación de capitales de provincia con mayores cuentas pendientes. Le siguen Valencia, con 180 millones impagados; Zaragoza, que declara 164,4 millones; y Granada, con 107 millones en rojo. Mientras, grandes ciudades como Barcelona o Bilbao han rechazado el crédito porque cuentan con liquidez o pagan a tiempo a sus contratas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento