Spiderman se quita la máscara
El destape de Spiderman (imagen: El daño de Luzbel) 20minutos.es

Son las palabras del Hombre Araña, justo en el momento en el que se despoja de su máscara ante decenas de periodistas, en el segundo número de la serie Civil War, que acaba de estrenar Marvel.

En dicho cómic, el fotógrafo del Daily Bugle toma la decisión más dura que puede afrontar un superhéroe: desvelar su identidad secreta.

Un nuevo giro del Universo Marvel

La historieta narra el momento posterior al enfrentamiento a gran escala entre superhéroes y supervillanos, que se salda con el resultado de cientos de ciudadanos muertos.

Tras la batalla, el Gobierno decide crear un registro de superhéroes, por lo que están obligados a identificarse.

Algunos lo harán y otros no. El Hombre Araña se decide por la primera opción, y a lo grande, en una rueda de prensa.

Su decisión precede a una división entre los superhéroes del universo Marvel, en una nueva vuelta de tuerca de la editorial, que ha sido muy discutida entre sus lectores (ver post en Reseñas Marvel ).

Nuevas historias para héroes de toda la vida

El desenmascaramiento de Spiderman es el nuevo intento del mundo del cómic para volver a poner de moda sus personajes de mayor éxito.

Además de las adaptaciones al cine de personajes como el propio Spiderman, Daredevil, Los Cuatro Fantásticos o X-Men, hace poco se supo que la par de Batman, Batwoman, volvía a aparecer en escena, con nuevo look y nueva identidad sexual.

La heroína, además de presentar una cuidada estética, vive en su última historieta un intenso romance con una ex policía y detective, la joven Renee Montoya.

La orientación sexual de Superman también ha generado bastantes rumores.