Un joven de 29 años de la ciudad china de Shanghai fue sometido a una intervención quirúrgica de cinco horas después de haberse caído por el balcón de su apartamento, en un cuarto piso, víctima de las emociones que le suscitó el
Mundial, informó hoy el diario "Shanghai Daily" .

Según el rotativo, el joven, llamado Ge Zuquan, se excitó demasiado durante la disputa del Holanda-Costa de Marfil, aunque no se sabe qué equipo contaba con sus simpatías, y corrió al balcón donde empezó a saltar y aplaudir antes de caer al vacío.

Los doctores dicen que Ge puede quedarse paralítico porque, a pesar de haber caído en una zona ajardinada que frenó el impacto, se dañó la columna vertebral además de romperse varias costillas, la cadera y una mano.

El Mundial está causando estragos entre los aficionados chinos, seis de los cuales ya han perdido la vida a causa de problemas cardiovasculares que se han visto agudizados por la excitación, el insomnio o los excesos en la ingesta de bebidas alcohólicas.

Desde hace días, los doctores, que no dejan de recibir pacientes por culpa del Mundial, no se cansan de recomendar a los aficionados que se lo tomen con tranquilidad y que velen por su salud, ya que dormir una media de cuatro horas al día, como están haciendo algunos, puede tener consecuencias irreversibles.