La juez de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, que investiga una presunta trama de prejubilaciones ilegales descubierta en numerosos expedientes de regulación de empleo (ERE) financiados con cargo a la partida presupuestaria 31L, ha comenzado a las 10,30 horas de este viernes la tercera jornada del interrogatorio al que fuera director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero.

Guerrero, acompañado por su abogado, Fernando de Pablo, ha llegado a los juzgados del Prado de San Sebastián de la capital hispalense a las 10,00 horas, y no ha querido hacer declaraciones a los periodistas, pues ya ha comentado que su intención es hablar con los medios de comunicación una vez concluya su comparecencia ante la magistrada, que ha llegado a los juzgados poco después de que lo hiciera el propio imputado.

Por el momento, se desconoce si la declaración concluirá a lo largo de la jornada de este viernes, puesto que, según comentó la juez instructora a los propios abogados, todavía le quedan por hacer unas 70 preguntas de las alrededor de 140 que tenía previstas, a lo que hay que sumar las preguntas del fiscal y de su propia defensa, así como la comparecencia para establecer medidas cautelares. Aunque no está previsto que Guerrero conteste al resto de abogados personados, éstos harán constar sus preguntas.

La juez imputa a Guerrero hasta seis delitos, como son sendos delitos continuados de prevaricación, malversación de caudales públicos y cohecho, así como dos delitos de falsedad en documento oficial y un último delito de falsedad en documento mercantil.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.