Desalojo de Plaza Cataluña
Imagen correspondiente a los altercados del pasado 27 de mayo de 2011 en la Plaza Cataluña de Barcelona, en la que miembros de la acampada del 15-M, que fue desmantelada, intentan tranquilizar a los antidisturbios. ARCHIVO

El movimiento 15-M ha expresado este sábado su indignación por el archivo de la causa judicial por la carga policial contra los acampados de la plaza de Cataluña del pasado 27 de mayo, ha pedido que se reabra el proceso penal y ha convocado una concentración de protesta para el próximo miércoles.

En un comunicado difundido por el movimiento 'acampadabcn', el colectivo de indignados pide "una investigación rigurosa de los hechos del 27-M" y denuncia que el archivo de la denuncia supone amparar "la impunidad policial".

El juez archivó la causa al considerar la actuación policial como proporcionada"La respuesta de las autoridades políticas catalanas frente a una de las mayores expresiones de protesta contra las injusticias sociales que han tenido lugar en los últimos años, el movimiento 15-M, fue el desmantelamiento de la acampada de Plaza Cataluña de manera extremadamente violenta", recuerda el comunicado.

Los 'indignados' aseguran que "el ejercicio de la violencia no fue en absoluto proporcionado", por lo que un total de 56 personas interpusieron una querella el pasado 13 de octubre que llevó a imputar a varios mandos policiales y al director general de la policía autonómica y a la concejal de Seguridad del ayuntamiento de Barcelona.

Tras tomar declaración a los responsables policiales, el pasado jueves, el juez decidió archivar la denuncia al considerar proporcionada la actuación policial.

"El juez no ha tenido en cuenta muchas de las pruebas aportadas"

Según los indignados, el juez ha archivado la causa "sin que se haya llevado a cabo una verdadera investigación por unos hechos que entrañan una extrema gravedad".

El movimiento 15-M denuncia que "no se han llevado a cabo las diligencias de prueba solicitadas por la acusación", que no se ha tomado declaración a las personas que interpusieron la querella y que el juez no ha tenido en cuenta muchas de las pruebas aportadas.

Según el 15-M, esta decisión significa "la consolidación de la impunidad ante los excesos de los Mossos"También se quejan de que "no se ha realizado ningún tipo de diligencia tendente a identificar a los autores de agresiones y vejaciones manifiestas, así como tampoco se ha tenido en cuenta que hay agentes responsables de situaciones graves que ya han sido identificados".

"El archivo de las actuaciones supone la consolidación de la impunidad ante los excesos de los Mossos d'Esquadra", denuncia el comunicado, que considera que esta decisión judicial "ampara la impunidad policial".

Piden que se reabra el proceso penal para hacer una investigación "rigurosa" y exigen la dimisión del conseller de Interior, Felip Puig, y del director general de la Policía, Manuel Prat, "así como de todos aquellos agentes que tuvieron responsabilidad en la actuación policial del pasado 27 de mayo".

Para expresar su rechazo al archivo judicial y apoyar el recurso presentado, el 15-M ha convocado una concentración para el miércoles a las 19:30 horas en la plaza de Catalunya de Barcelona.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.