El Banco Santander.
El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, resopla durante la presentación de los resultados de la entidad financiera. Juan Carlos Hidalgo / EFE

El presidente del Santander Emilio Botín percibió el año pasado una retribución total de 4,5 millones de euros, un 9% menos que en 2010, en tanto que el consejero delegado, Alfredo Saenz, cobró 11,6 millones, un 8% menos.

Según se deduce de los datos facilitados este martes por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Saenz se consolida como el banquero español mejor pagado, por encima no solo de su presidente, Emilio Botín, sino también del de BBVA, Francisco González (4,97 millones) y del de Bankia, Rodrigo Rato (2,34 millones).

Ana Patricia Botín, que 2011 se estrenó al frente de la filial británica Santander UK, percibió cinco millones de eurosLa entidad ha explicado que las cifras comunicadas al mercado incluyen la retribución fija, pero también la variable que está condicionada a la consecución de objetivos, y cuyo cobro está realmente diferida en el tiempo.

Del resto de consejeros ejecutivos, el vicepresidente del grupo, Matías Rodríguez Inciarte, cobró 6 millones, un 8% menos, en tanto que Ana Patricia Botín, que en 2011 se estrenó al frente de la filial británica Santander UK tras presidir Banesto durante varios años, percibió 5 millones de euros, un 10% menos que en 2010.

Al responsable de América Latina, Francisco Luzón, que se retiró en enero pasado, le correspondieron 6,72 millones, un 7% menos. El próximo año, cuando alcance la edad de jubilación, podrá recibir una pensión superior a 58 millones de euros.

El consejero del grupo, Juan Rodríguez Inciarte, percibió 3,4 millones, un 9% menos. El Santander ha anunciado además que en 2012 se congelará la parte de la retribución fija que percibe el consejo.