El plan, que se ha iniciado esta semana, supondrá una inversión de 28.000 euros, y se prolongará a lo largo de todo el verano.

El principal problema se encuentra en zonas con agua estancada
Según un estudio efectuado, el principal problema se encuentra en zonas con agua estancada y asociada a vegetación marginal y en enjambres en las cercanías de los cursos de agua, con dos especies de estos insectos, el mosquito urbano y los quironómidos o mosquitos no picadores.

El plan de choque se ejecuta con una fumigación con humo o de termonebulización para que remita el número de mosquitos adultos, especialmente en las zonas de arbolado del casco urbano, así como en acequias y márgenes del río Jarama. P

ara eliminar las larvas se aplicará un tratamiento larvicida, principalmente en las zonas de agua estancada como rejillas del casco urbano, acequias y balsas de riego de las Vegas y Los Arenales, y encharcamientos en las zonas del Caz del Molino, el río Jarama y el Tajuña, además de en algunas piscinas y estanques particulares.

Ambos son sistemas de plaguicidas biológicos de baja toxicidad y menor impacto ambiental, según la consejería de Presidencia.

NOTICIAS RELACIONADAS: