Su autor, Luis Manuel Rubio, analizó a 451 ancianos y estima que el riesgo de sufrir maltrato se incrementa si es mujer, vive sola y percibe menos de 600 euros anuales.