Siete muertos en las protestas afganas por la quema de coranes en una base de EE UU

  • Las protestas, que se extienden de Kabul a Jalalabad y Herat, surgieron tras la quema de coranes en la mayor base de EEUU en Afganistán.
  • El jefe de la misión de la OTAN en el país ha presentado sus disculpas y ha comenzado ya una investigación conjunta con el gobiernno afgano.
Un afgano muestra la copia del Corán que fue supuestamente quemada por soldados estadounidenses durante una protesta en Bagram (Afganistán).
Un afgano muestra la copia del Corán que fue supuestamente quemada por soldados estadounidenses durante una protesta en Bagram (Afganistán).
S. Sabawoon / EFE

Al menos siete personas han muerto este miércoles por disparos de la Policía durante las protestas registradas en Kabul, por segundo día consecutivo, por la quema de un Corán en la mayor base de EE UU en Afganistán, informó una fuente oficial.

Los disturbios más graves tuvieron lugar en el norteño distrito de Shinwari, en la provincia Parwan y donde seis personas murieron y catorce resultaron heridas por la acción policial, dijo un portavoz del gobierno de la región, Roshna Khalid.

"Tenemos once heridos en las protestas de hoy en Kabul que han sido trasladados al hospital de Wazir Akbar Khan. Dos de los manifestantes están en situación crítica", dijo el portavoz del Ministerio afgano de Sanidad, Ghulam Sakhir Kargar Noor Ughli. No quiso precisar la causa de las heridas.

Según distintas fuentes policiales, algunos manifestantes han cortado una carretera y otros han marchado hacia el Parlamento. De acuerdo con medios locales, además de en Kabul este miércoles se registran protestas en las ciudades de Jalalabad, en el este, y Herat, en el oeste del país, por el mismo motivo.

Las protestas comenzaron el lunes en Kabul y también a las puertas de base estadounidense de Bagram, cercana a la capital, después de que varios trabajadores del centro denunciaran la quema de varios coranes en el interior de las instalaciones.

Poco después del inicio de las protestas, el jefe de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF), John Allen, anunció una investigación y presentó sus disculpas tanto a las autoridades como al pueblo afgano asegurando que no se trató de una acción intencionada.

La profanación del Corán es un asunto muy sensible en Afganistán, donde una veintena de personas, entre ellas siete trabajadores de la ONU, murieron en protestas el año pasado a raíz de la quema pública de un ejemplar en una iglesia estadounidense.

Investigación de la OTAN y Gobierno afgano

Un equipo conjunto de la misión de la OTAN en Afganistán y del Gobierno afgano ha iniciado la investigación. El equipo visitó este miércoles el centro de detención de las tropas internacionales de Bagram para obtener datos sobre el modo en el que las tropas se deshicieron del material religioso.

"Esta visita es un primer paso extremadamente importante para resolver el asunto, y agradezco que el presidente (Hamid) Karzai nos apoye enviando un grupo de representantes", dijo en un comunicado difundido el jefe de la misión afgana de la OTAN, John Allen.

La misión todavía no ha aclarado en detalle qué sucedió en el interior de la base, pero un testigo aseguró que varios militares de EE UU quemaron algunos ejemplares del Corán y otros libros religiosos en el interior del centro.

De acuerdo con esa versión, los miembros de la OTAN transportaron en una furgoneta el material quemado al exterior del complejo de Bagram, donde fue hallado por empleados afganos que lo expusieron al público, lo que dio pie a las primeras manifestaciones este martes.

Esas protestas se extendieron por varios puntos de Afganistán y se recrudecieron hasta el punto de que ocho personas murieron y 40 resultaron heridas en enfrentamientos con la Policía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento