Condenado a 4 años de cárcel un hombre por estafar 31.000 euros a la empresa para la que trabajaba

La Audiencia Provincial de Toledo ha condenado a cuatro años de cárcel a J.M.P.R. como autor penal y civil de un delito continuado de falsedad en documentos en concurso, con un delito continuado de estafa por estafar a la empresa Parquecite --ubicada en Santa Cruz de la Zarza (Toledo) y para la que él trabajaba-- un total de 31.000 euros.
Audiencia Toledo
Audiencia Toledo
EUROPA PRESS

La Audiencia Provincial de Toledo ha condenado a cuatro años de cárcel a J.M.P.R. como autor penal y civil de un delito continuado de falsedad en documentos en concurso, con un delito continuado de estafa por estafar a la empresa Parquecite —ubicada en Santa Cruz de la Zarza (Toledo) y para la que él trabajaba— un total de 31.000 euros.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Tribunal considera probado que el acusado desarrollaba para la citada mercantil funciones de tramitación en relación con la documentación relativa a la facturación de la empresa, interviniendo en el giro ordinario de reintegro, de sumas, abonos o transferencias.

De igual modo, añade que, "aprovechando el crédito depositado" en él por parte de una entidad bancaria de la localidad toledana —al tratarse Parquiecite de uno de sus mejores clientes— el acusado confeccionó o facilitó los datos necesarios para realizar tres ordenes sucesivas de transferencias por valor total de 31.000 euros.

Dichas transferencias se hacían desde una cuenta de Parquecite a otras cuentas "en las que se indicaban como beneficiario a la propia Parquecite" cuando, en realidad, los titulares verdaderos de esas cuentas eran el acusado y la que fuera su novia primero y esposa después.

La Audiencia provincial de Toledo añade que "todas" las transferencias fueron firmadas por el acusado, "engañando así a los empleados de la entidad bancaria amparada en la buena fe de que el beneficiario de las mismas era la mercantil Parquecite".

J.M.P.R. también ha sido condenado a indemnizar a la empresa para la que trabajaba con un total de 19.000 euros puesto que de los 31.000 euros que estafó, la mercantil logró recuperar 12.000.

Durante el juicio, celebrado el pasado 29 de noviembre, el ahora condenado reconoció que debía a la empresa 31.000 euros que, según dijo, le fueron prestados por los dueños de la misma para costear su boda. Además, dijo que "nunca" se aprovechó de su puesto de auxiliar administrativo en Parquecite para apropiarse del dinero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento