Calparsoro se encagará de las diligencias por la denuncia de Gobierno vasco sobre contrataciones informáticas

El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, se encargará de las diligencias sobre la denuncia del Gobierno vasco en relación a contrataciones informáticas entre los años 2000 y 2009 para evitar "cualquier sospecha de falta de imparcialidad", tras solicitar el fiscal jefe de Álava que se valore si existe "causa de abstención" y aunque considera que no es así.
El Fiscal Superior Del País Vasco, Juan Calparsoro
El Fiscal Superior Del País Vasco, Juan Calparsoro
EUROPA PRESS

El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, se encargará de las diligencias sobre la denuncia del Gobierno vasco en relación a contrataciones informáticas entre los años 2000 y 2009 para evitar "cualquier sospecha de falta de imparcialidad", tras solicitar el fiscal jefe de Álava que se valore si existe "causa de abstención" y aunque considera que no es así.

Calparsoro había remitido el caso el pasado día 14 a la Fiscalía Provincial de Álava, al entender que era ésta "la competente territorialmente" para abordar las diligencias de investigación incoadas tras la remisión por el Consejo de Gobierno autonómico el pasado día 9 del informe y documentación sobre las actuaciones e incidencias detectadas durante la revisión de una quincena de expedientes de contratación informática de los años 2000 a 2009 del Departamento de Justicia.

Sin embargo, este pasado jueves, el fiscal jefe de Álava ha presentado ante la Fiscalía Superior del País Vasco un escrito en el que solicita que se valore si concurre en su persona causa de abstención.

Según recoge el decreto elaborado por Calparsoro, la abstención es planteada por el fiscal alavés debido a las informaciones publicadas en un medio de comunicación que, "en referencia a una entrevista realizada a un antiguo responsable de la Consejería de Justicia durante el período referido en el informe del Gobierno vasco, pone de manifiesto una serie de circunstancias que, según esa información, podría afectar a su imparcialidad".

El fiscal jefe de Álava recuerda que interpuso un recurso contencioso-administrativo, junto con el resto de responsables del Ministerio Público de Euskadi, contra un acuerdo del Consejo de Gobierno referido al uso y disfrute de las viviendas oficiales por parte de determinados cargos judiciales y fiscales destinados en esta comunidad autónoma. Este recurso fue desestimado tanto en instancia como en trámite de casación, por lo que el fallo de la causa es firme en este momento y resta únicamente un incidente de impugnación de tasación de costas.

El responsable de la fiscalía alavesa añade que, "teniendo en cuenta que dicha circunstancia, en opinión de algunos, podría suponer alguna duda" sobre su imparcialidad, por lo que pide a la Fiscalía Superior que valore si concurre en su persona la causa de abstención en la causa.

"sin causa de abstención"

Juan Calparsoro considera que "no concurren causa de abstención —que sería la del artículo 219,8º de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que establece como causa de abstención tener pleito pendiente con alguna de las partes— toda vez que el pleito ya está terminado y que, además, se trató de un recurso frente a un acuerdo del Consejo de Gobierno de aquella época y no contra las personas que tenían responsabilidades en la Consejería de Justicia".

Asimismo, entiende que son "totalmente injustificadas las consideraciones personales hacia el fiscal jefe de Álava que permitan sospechar cualquier atisbo de animadversión por razones ideológicas o políticas hacia personas que han tenido importantes responsabilidades en el Gobierno vasco".

Sin embargo, apunta que, en el informe remitido por el Gobierno vasco, "se menciona a personas que tuvieron responsabilidades en la Consejería de Justicia" en la etapa en que se interpuso el recurso contencioso administrativo.

En su escrito, explica que ha decidido avocar para sí el conocimiento de las diligencias de la investigación para "evitar cualquier atisbo o sospecha de falta de imparcialidad" y en base a los principios de unidad de actuación y de dependencia jerárquica y con sujeción en todo caso a los de legalidad e imparcialidad" de conformidad con el artículo 23 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal.

De este modo, a partir de ahora, las diligencias serán tramitadas y despachadas personalmente por Calparsoro, aunque precisa que, en función de cómo avancen las diligencias, se reserva la posibilidad de designar que "algún fiscal de la Fiscalía Provincial de Álava para continuar su tramitación", en cuyo caso deberá dar cuenta directamente al fiscal superior.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento