Obama cambia la norma que obligaba a los católicos a ofrecer anticonceptivos a sus empleados

  • La norma imponía la obligación a partir de 2013 a los hospitales, los colegios y otras instituciones católicas a ofrecer planificación familiar a sus empleados.
  • Ahora será modificada y esas instituciones católicas "podrán alegar objeciones religiosas" para no ofrecer anticonceptivos a sus empleadas.
  • La obligación de ofrecer los anticonceptivos recaerá en las aseguradoras.
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en el despacho Oval de la Casa Blanca en Washington.
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en el despacho Oval de la Casa Blanca en Washington.

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha dado marcha atrás sobre una normativa que obligaba a las instituciones católicas a ofrecer métodos anticonceptivos a sus empleadas, tras la polémica causada con la Iglesia Católica y las críticas de los republicanos.

La norma, incluida en la reforma del sistema sanitario promulgada en 2010, imponía la obligación a partir de 2013 a los hospitales, los colegios y otras instituciones católicas a dotar de seguros médicos a sus empleados que contemplaran la planificación familiar y, en concreto, métodos para el control de la natalidad.

Ahora será modificada y esas instituciones católicas "podrán alegar objeciones religiosas" para no ofrecer anticonceptivos a sus empleadas, ha explicado Obama en una comparecencia en la Casa Blanca.

En ese caso, la obligación de ofrecer los anticonceptivos recaerá en las compañías aseguradoras, ha precisado el presidente, que consideró que con estos cambios "la libertad religiosa quedará protegida" y todas las mujeres tendrán acceso a anticonceptivos "sin importar donde trabajen".

Rechazo religioso y republicano

Además de ser rechazada por la jerarquía católica y el Partido Republicano, la medida también había sido muy criticada por protestantes evangélicos y grupos vinculados incluso a legisladores demócratas.

Los aspirantes presidenciales republicanos la han estado usando, además, como arma electoral para las elecciones presidenciales del 6 de noviembre próximo y sustentan que con ellas Obama estaba "en guerra" contra el catolicismo. Los conservadores, de cara a los comicios del próximo 6 de noviembre, acusan a Obama de lanzar una guerra contra la libertad de culto, un derecho consagrado en la Constitución.

Uno de los cuatro candidatos, Rick Santorum, dijo la noche del miércoles que Obama "de forma sistemática" intenta "destruir los elementos fundacionales de nuestro país". "Cuando marginas la religión en EEUU, cuando eliminas el pilar de los derechos otorgados por Dios, lo que queda es la Revolución Francesa... lo que queda es que el Gobierno te dictará quién eres, lo que haces y cuándo lo haces", se quejó Santorum, católico de confesión.

"Lo que quedó en Francia se convirtió en la guillotina. Damas y caballeros, estamos lejos de eso pero si seguimos por el rumbo del presidente Obama y su abierta hostilidad hacia la religión en EEUU, entonces nos encaminamos por esos derroteros", advirtió Santorum.

Antecedentes de la norma

En realidad, la norma se derivaba de una ley vigente desde hace más de una década, la cual exige a la mayoría de los empleadores proveer cobertura de servicios de salud preventiva para las mujeres.

En diciembre de 2000, la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC), determinó que las empresas que ofrecieran seguro médico pero excluyendo la cobertura de anticonceptivos, violaban la ley de derechos civiles de 1964 contra la discriminación en base al sexo.

El Gobierno del entonces presidente George W. Bush nunca impugnó esa interpretación de la ley, por lo que la exigencia sobre la cobertura de anticonceptivos aplica a toda empresa que ofrezca un plan médico y tenga al menos 15 empleados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento