Decenas de miles de personas llenan Moscú en dos marchas a favor y en contra de Putin

  • En la capital rusa, miles de personas marcharon con pancartas para exigir la dimisión de Putin y la limpieza en las próximas presidenciales del 4 de marzo.
  • Los moscovitas han recogido firmas para pedir al Supremo la anulación de los resultados de las pasadas elecciones parlamentarias.
  • Al mismo tiempo, una contramanifestación en apoyo a Putin ha congregado a cerca de 90.000 personas en la capital.
Miles de personas han recorrido las calles de Moscú y de otras ciudades de Rusia para exigir a las autoridades rusas limpieza en las elecciones presidenciales del 4 de marzo y la anulación de los resultados electorales de las parlamentarias de diciembre.
Miles de personas han recorrido las calles de Moscú y de otras ciudades de Rusia para exigir a las autoridades rusas limpieza en las elecciones presidenciales del 4 de marzo y la anulación de los resultados electorales de las parlamentarias de diciembre.
Sergei Ilnitsky / EFE

Miles de personas han recorrido las calles de Moscú y de otras ciudades de Rusia para exigir a las autoridades rusas limpieza en las elecciones presidenciales del 4 de marzo y la anulación de los resultados electorales de las parlamentarias de diciembre.

Las gélidas temperaturas, que rondan los veinte grados bajo cero en la capital, no han impedido a miles de manifestantes salir a la calle para plantarle cara al oficialismo del primer ministro y candidato a la Presidencia, Vladímir Putin.

Los moscovitas han marchado 2,5 kilómetros por las calles del centro de la ciudad con pancartas para exigir la dimisión del líder del partido del Kremlin, Rusia Unida (RU), y le han recordado a las autoridades que no han olvidado las masivas falsificaciones que se registraron en todo el país en las elecciones parlamentarias de diciembre.

En diciembre, decenas de miles de personas ya salieron a las calles de prácticamente todas las ciudades para denunciar fraude electoral a favor de RU, que salió victoriosa de aquella jornada.

Marchas bajo cero

Muchos de los manifestantes iban ataviados con abrigos de piel, calzados con valenki (típicas botas de lana rusas), con la cara tapada por pañuelos y bufandas para combatir el frío, mientras que algunos nacionalistas llevaban máscaras integrales que impedían que se les viera la cara.

A la entrada de la calle Bolshaya Yakimanka, donde los manifestantes tuvieron que atravesar arcos detectores de metal para incorporarse a la marcha, ocho puestos recogían firmas para pedir al Tribunal Supremo la anulación de los resultados de las parlamentarias y reclutan observadores para las presidenciales.

Una vez concluído el recorrido por el centro de Moscú, algunos líderes de la oposición extraparlamentaria, entre ellos el liberal Grigori Yavlinski, de Yábloko, y también algunos activistas de los parlamentarios Partido Comunista y Rusia Justa, se han subido a la tribuna de la plaza Bolótnaya para pronunciar su discurso. En él han exigido la dimisión del presidente de la Comisión Electoral Central (CEC), Vladímir Chúrov, la liberación de los presos políticos, la anulación de los resultados de las elecciones parlamentarias de diciembre y su repetición.

Además han exigido que Yavlinski, cuya candidatura a la Presidencia fue rechazada por el CEC al no poder este reunir dos millones de firmas válidas, pueda concurrir a los comicios presidenciales.

No arrancó muy bien la jornada de protesta en las ciudades del Extremo Oriente y Siberia, donde la asistencia de los ciudadanos fue sensiblemente menor de la esperada por los organizadores, debido sobre todo a temperaturas cercanas a los 20 grados centígrados bajo cero.

Contramanifestación en Moscú

Mientras tanto, cerca de 90.000 personas se han congregado este sábado en una contramanifestación en Moscú para defender, bajo el lema "Tenemos qué perder", la candidatura a la Presidencia del primer ministro ruso Vladímir Putin, según la policía de la capital rusa. Según un portavoz del Departamento de Seguridad del Ayuntamiento de Moscú consultado por la agencia Interfax, la manifestación a favor del Kremlin ha reunido a más de 100.000 personas.

Poco más de una hora después de iniciada la marcha, los partidarios de Putin superan en número a sus detractores, tanto según datos de los organizadores del acto opositor como la policía.

Mientras tanto, los partidarios del primer ministro han llegado a Poklonnaya Gora, otra zona de Moscú, en decenas de autobuses de empresas públicas como "Correos de Rusia" o "Canal de Moscú", lo que a buen seguro hará resurgir las sospechas de que muchos de sus trabajadores fueron obligados a participar en el acto. Los manifestantes portaban pancartas como "No al caos, sí a Putin" y "Putin, el mejor".

Con Putin en otras ciudades rusas

Curiosamente bajo el mismo lema que la oposición (Por unas elecciones limpias) más de dos mil personas se manifestaron a favor del primer ministro en la ciudad siberiana de Cheliábinsk, mientras que alrededor de un millar, según los organizadores, hicieron lo propio en otro gélido núcleo de Siberia, Kémerovo.

Otras 3.000 personas se manifestaron a favor del jefe de Gobierno ruso en la ciudad europea de Rostov de Don, según fuentes policiales, y el mismo número de ciudadanos apoyaron a Putin en la siberiana ciudad de Kurgán y también en Petropavlovsk-Kamchatski, en el Extremo Oriente ruso.

El propio Putin apoyó la manifestación de Moscú y dijo que a ella han asistido "las personas que expresarán con honestidad su postura antinaranja", en alusión a la Revolución Naranja de Ucrania, a los que mostró su agradecimiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento