El aeropuerto de San Pablo de Sevilla ha sido escenario este jueves de la constitución oficial de la comisión mixta que se encargará de "establecer la servidumbre acústica de estas instalaciones y garantizar el desarrollo y cumplimiento del plan de acción asociado a la misma".

Según indica Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) en una nota, con ello, se da cumplimiento a una reciente modificación introducida en la Ley de Navegación Aérea, según la cual los aeropuertos que registren más de 50.000 vuelos al año —el de Sevilla tiene 56.029— habrán de disponer de un órgano de este tipo.

El establecimiento de la servidumbre acústica tiene como objetivo "compatibilizar el funcionamiento y crecimiento del aeropuerto con los usos del suelo y las actividades, instalaciones o edificaciones implantadas en zonas afectadas por el ruido que genera la actividad aeroportuaria".

Este trámite conlleva la aprobación de un plan de acción en materia de contaminación acústica, con medidas destinadas a "velar por el cumplimiento de los estándares de calidad acústica en el interior de las viviendas, un máximo de 60 decibelios durante la mañana y la tarde, y de 50 durante la noche".

La comisión está integrada por un representante de la Dirección General de Aviación Civil del Ministerio de Fomento; otro de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; tres designados por la Junta de Andalucía, y uno de AENA Aeropuertos.

De los tres miembros que ha de nombrar la Junta, al menos uno debe representar a los consistorios incluidos parcial o totalmente en el ámbito de la servidumbre acústica. En este caso, la representación ha recaído en el Ayuntamiento de Sevilla.

En la sesión celebrada este jueves, AENA Aeropuertos ha presentado ya una propuesta de servidumbre acústica y plan de acción, que se someterá a información pública en breve, para la formulación de alegaciones.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.