La empresa GMV, afincada en el Parque Tecnológico de la localidad vallisoletana de Boecillo, ha sido la responsable de instalar los cajeros automáticos encargados de la venta de los billetes de autobús de la ciudad húngara de Sopron.

Según han informado a Europa Press fuentes de la empresa, en total se han instalado diez cajeros diseñados por GMV que expenden tanto los billetes sencillos como los bonos combinados. Dichos dispositivos admiten el pago en monedas, papel moneda y tarjetas bancarias durante las 24 horas y permiten también la compra de entradas para otros eventos como conciertos o eventos deportivos.

La inauguración oficial de la puesta en marcha del proyecto tuvo lugar a finales de 2011, con la presencia del secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Desarrollo Nacional de Hungría, Pál Völner; el alcalde de Sopron, Tamás Fodor, y el director general de la compañía concesionaria del transporte Kisalföld Volán Zrt, Mihály Pócza.

En dicho acto se desveló que "sólo un mes después de la instalación" de los cajeros, "buena parte de las compras" se realizaban directamente en dichos cajeros automáticos, cifra que "ha aumentado en estos dos meses".

Sopron es la segunda ciudad más importante de la región Gyor-Moson-Sopron en Hungría, región vinícola localizada en la zona fronteriza con Austria, a 60 kilómetros de Viena y a 220 de Budapest.

Según ha declarado el director general de Transporte y Movilidad de GMV, Juan March, este nuevo contrato europeo "permitirá reforzar" la posición "de liderazgo" en la implantación de servicios para el transporte a nivel internacional.

Presencia en otros países

Esta inauguración en Hungría se une a los sistemas ya implantados en el transporte acometidas por esta la empresa vallisoletana en otros países como Polonia.

El pasado año, los Bomberos de Tenerife también confiaron a GMV su sistema de geolocalización para mejorar la coordinación y eficacia de sus efectivos, a través de la plataforma 'Hegeo'.

GMV es un grupo tecnológico español fundado en 1984, de capital privado y con presencia internacional que opera en los sectores aeroespacial, de Defensa y Seguridad, transporte, sanidad, telecomunicaciones y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para Administraciones Públicas y grandes empresas.

De acuerdo con los datos facilitados por la compañía, en 2010 obtuvo unos ingresos en 2010 de más de 100 millones de euros, y cuenta con una plantilla de más de 1.000 trabajadores. Su estrategia de crecimiento se basa en la innovación, para lo que destina un diez por ciento de su facturación a I+D+i.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.