El temporal de frío y nieve que azota el sur de Europa obliga a cortar la circulación en la carretera A-4025 a la altura de Guejar Sierra (Granada) y obliga a utilizar cadenas en otras dos vías en Andalucía, la A-395 a la altura de Monachil (Granada) y la AL-5405 en Escúllar (Almería), según datos de la DGT.

En total, en el conjunto del país, más de 30 puertos de montaña de la red secundaria, principalmente en el tercio norte peninsular, requieren el uso de cadenas. Asimismo, la circulación es complicada en algunos tramos de carreteras de Salamanca, Teruel, Valencia, Ávila, Burgos, Cantabria, Palencia y Barcelona.

En Granada, la A-4025 está totalmente cortada desde el kilómetro 23 al 31 en ambos sentidos; mientras que del kilómetro 31 al 39 de la A-395 se ha prohibido el paso de camiones, vehículos articulados y autobuses y es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno para el resto de los vehículos. En esa misma situación se encuentra el tramo comprendido entre los kilómetros 24 y 32 de la AL-5405, en torno al municipio de Escullar (Almería).

Las temperaturas seguirán bajando este jueves, viernes y sábado, y con este descenso, la sensación térmica empeorará, debido a los vientos procedentes del norte, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que espera que la situación se suavice el domingo, cuando los termómetros recuperarán 3 o 4 grados, antes de que el lunes por la noche llegue un nuevo frente del norte.

Así, el portavoz de la Aemet, Ángel Rivera, ha explicado a Europa Press que los días "más potentes" del temporal serán este viernes y sábado, y especialmente el viernes, cuando las temperaturas serán más bajas y el viento seguirá soplando y las precipitaciones de nieve que se están registrando en el Cantábrico y Cataluña irán remitiendo y disminuirán a partir del viernes.

Además, ha señalado que el sábado comenzará una suave recuperación de las temperaturas, de unos dos grados centígrados, sobre todo en la mitad occidental y el viento baje un poco de fuerza.

En su opinión, la "mejoría se consolidará el domingo", cuando las temperaturas máximas aumentarán entre tres y cuatro grados centígrados de media y las mínimas se suavizarán debido a la llegada de otra masa de aire frío, aunque un poco más cálida y húmeda, es decir, una ola polar marítima, que dejará precipitaciones de nieve —de algunos centímetros— en la mitad norte peninsular.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.