La consellera de Educación, María José Catalá, ha asegurado este jueves que la propuesta de aumentar en tres las horas lectivas a los docentes de secundaria "no es definitiva" y que en cualquier caso "no implica que vaya a haber despidos", sino que se trata de "garantizar la calidad educativa y la ratio" con la plantilla actual al no haber este curso Oferta Pública de Empleo (OPE).

Catalá, tras asistir a la firma del convenio entre la Universitat de València, la Conselleria de Sanidad y Nephrocare E-Services Spain para el desarrollo de un sistema informático, se ha referido así a la propuesta que este miércoles se trasladó a los cinco sindicatos que forman la mesa sectorial de Educación de aumentar la carga lectiva al profesora de secundaria de 18 a 21 horas.

En ese sentido, ha explicado que de este modo se trata de solucionar el problema por la no convocatoria de Oferta Pública de Empleo este año y el crecimiento vegetativo de docentes "manteniendo la ratio y la calidad del sistema" porque, ya que "no se puede incrementar el capítulo de personal, hay que negociar con los sindicatos medidas para la optimización de recursos existes".

Así, ha señalado que se trata de que "la plantilla actual pueda hacer frente a las necesidades del sistema educativo este ejercicio". Catalá ha señalado que hay muchos modelos y éste se ha utilizado ya en otras comunidades como Madrid, Castilla La Mancha, mientras que en Galicia y Navarra lo están valorando.

No obstante, ha apuntado que existen otros sistemas. Por ello, ha recalcado que lo que quiere la Conselleria es que los sindicatos "ayuden y colaboran con nosotros" con sus propuestas para afrontar esta situación.

Con todo, ha recalcado que no se trata de una propuesta definitiva y que en cualquier caso no implica que vaya a haber despido. "No implica que sobran docentes sino que los que hay hoy en la Comunitat tendrán encontrar la fórmula para que puedan hacerse cargo de las necesidades del presente ejercicio", ha apuntado.

Así, ha insistido en que por las dificultades económicas este ejercicio "podría ser complicado respecto a las necesidades de plantilla". No obstante, ha insistido en que la intención del Gobierno "no es de ninguna manera llegar a despidos", por lo que ha subrayado que "la comunidad educativa puede estar tranquila". "Nuestra intención es plantear el problema y contra con la opinión de los sindicatos", ha asegurado. PAGOS

Respecto a los encierros que se están llevando a cabo en institutos como medida de protesta por los impagos, ha constatado que "la situación es muy complicada" y que ella lo entiende "perfectamente". Así, ha apuntado que la falta de pago regular en el última trimestre ha provocado "una situación de complejidad a la hora de gestionar los centros" si bien ha destacado que es "cierto" que se ha hecho frente a pago del segundo cuatrimestre de los centros públicos y del tercer trimestre.

Además, se ha comprometido a que en las próximas semanas, en el periodo "más breve posible", se hará frente al último cuatrimestre de la ESO y al último trimestre de la concertada con lo que "la estabilidad económica volverá a los centros" y después a base de "hablar se conseguirá que la comunidad educativa se vea valorada, que lo está mucho por nosotros".

Consulta aquí más noticias de Valencia.