La Fiscalía de Sevilla y la acusación particular que ejercen los padres de la joven sevillana Marta del Castillo han pedido este jueves ampliar a diez años la prisión provisional de Miguel Carcaño, condenado a 20 años de cárcel por un delito de asesinato en relación a este caso, todo ello en tanto en cuanto se resuelven los recursos interpuestos ante el Tribunal Supremo (TS).

Durante una breve vista celebrada en la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, el teniente fiscal, Antonio Ocaña, ha pedido la prórroga de la prisión argumentando para ello la "gravedad" de la pena impuesta y el hecho de que la sentencia hecha pública el pasado mes de enero haya sido recurrida en casación, de manera que "para dar respuesta a la sociedad debe" seguir en la cárcel de Morón de la Frontera, a lo que se suma que la condena será "probablemente" ratificada por el Supremo.

Al término de la vista, que se ha celebrado a puerta cerrada, la abogada de Carcaño, Paloma Pérez Sendino, ha explicado a los periodistas que, por su parte, ha solicitado que "se cumpla la Ley", señalando que "confía" en el recurso interpuesto ante el Supremo para que los hechos sean calificados como homicidio y no como asesinato, "y si mientras tanto tiene que estar preso, que esté", ha aseverado, opinando que lo "lógico" es que se amplíe la prisión provisional.

CARCAÑO,

Por videoconferencia

"Evidentemente, no va a estar diez años en preventivo, la Justicia es lenta pero no tanto", ha puesto de manifiesto la letrada de Miguel Carcaño, quien ha estado presente en esta vista a través de una videoconferencia desde la cárcel de Morón de la Frontera donde está interno desde febrero de 2009, aunque únicamente ha intervenido para decir que no quería comentar "nada" y que se remite a lo que diga su abogada.

La letrada del autor confeso del crimen ha comentado a los medios de comunicación que "no es nada extraordinario" el hecho de que su cliente haya comparecido por medio de una videoconferencia, puesto que "es una cosa que se hace normalmente" cuando el preso se encuentra interno en una prisión alejada de la sede judicial, como ocurre en este caso concreto. "Se puede hacer así y se le garantizan todos sus derechos", ha señalado.

Una vez celebrada la vista, se espera que la Sección Séptima resuelva en un breve espacio de tiempo. La vista ha sido convocada al amparo del artículo 504 de la ley de Enjuiciamiento Criminal, que establece que cuando existe una condena, la prisión provisional puede prorrogarse "hasta el límite de la mitad de la pena efectivamente impuesta en la sentencia, cuando ésta hubiere sido recurrida".

En espera de que se resuelvan los recursos

La vista se ha celebrado en tanto en cuanto se resuelven los recursos interpuestos ante el Tribunal Supremo por la Fiscalía, la acusación particular que ejercen los padres de Marta y la defensa del acusado, que ha pedido que los hechos sean calificados como homicidio y no como asesinato, lo que, en caso de ser estimado, conllevaría una rebaja de la pena y que su cliente fuera condenado a entre 10 y 15 años.

De su lado, la Fiscalía ha recurrido para que Miguel sea condenado también por un delito contra la integridad moral y para que Samuel Benítez y Francisco Javier Delgado, que fueron absueltos por la Audiencia Provincial de Sevilla, sean condenados por encubrir el crimen; por su parte, la acusación particular pretende que todos ellos, y también María García, sean condenados por estos hechos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.