La izquierda abertzale ha instado al Gobierno central y al PP a actuar con "la amplitud de miras" planteada por el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, con el objetivo de aprovechar la actual "oportunidad histórica", para lo que cree necesario acabar con "políticas de excepción" como el juicio contra los impulsores de D3M y Askatasuna. Además, ha resaltado el "papel clave" de los expertos internacionales como el Grupo Internacional de Contacto, con el que se reunirá durante su visita a Euskadi.

Representantes de la izquierda abertzale han ofrecido una rueda de prensa en Bilbao, acompañados de miembros de la plataforma electoral para las elecciones autonómicas de 2009 D3M y el partido Askatasuna, que será juzgados a partir del día 30 de abril en la Audiencia Nacional. Los trece imputados se enfrentan a peticiones de entre siete y nueve años de cárcel por acusaciones de pertenencia o colaboración con organización terrorista.

Sus portavoces Maribi Ugarteburu y Arantza Urkaregi han considerado "muy grave" que en el actual "nuevo tiempo político" se celebre "un nuevo juicio de carácter netamente político" y en el que se va a enjuiciar a los acusados por "articular una oferta electoral a favor de un proceso de soluciones con el objetivo de crear un marco democrático para toda la ciudadanía de Euskal Herria".

"Este juicio es una prolongación de la política de ilegalizaciones que ha fracasado ante la sociedad precisamente porque la Izquierda Abertzale, mediante su iniciativa política, ha sido el motor del nuevo tiempo político abierto en nuestro país", han apuntado.

Las representantes abertzales han lamentado que "el Estado español sigue respondiendo con una estrategia de bloqueo a ese nuevos escenario", mediante una política de "inmovilismo" y "viejas recetas represivas", pese a que "una mayoría social y política de este país le están exigiendo que adopte una actitud constructiva ante la oportunidad histórica para la resolución del conflicto político".

En esta línea, ha advertido de que "en Euskal Herria el PP se ha quedado solo y aislado en su estrategia del inmovilismo que Madrid promueve", de manera que únicamente el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, y su formación defienden "las políticas de excepción y la vulneración de derechos para intentar condicionar el nuevo escenario abierto en nuestro país".

Por ello, ha instado al PP y al Gobierno central a "la responsabilidad" para que actúe "con la altura y amplitud de miras a las que hacía referencia el ministro de Interior", Jorge Fernández Díaz, esta semana para aprovechar "la oportunidad histórica de una resolución definitiva en clave democrática del conflicto político".

A su entender, para ello, "un primer paso" debe ser "poner fin a las políticas y medidas de excepción". "Abandonando la actual política penitenciaria, con la legalización de organizaciones políticas ahora ilegalizadas y acabando con la criminalización y persecución policial y judicial de militantes políticos, así como con los juicios políticos", han explicado.

La izquierda abertzale, han señalado, no alberga "ninguna duda" de que la movilización de la sociedad vasca "está agrietando la estrategia de bloqueo del PP". Por ello, se han mostrado convencidas de que "la propia sociedad vasca superará el muro de la cerrazón y el inmovilismo" del Partido Popular.

En esta línea, han explicado que los imputados en los sumarios de D3M y Askatasuna van a iniciar "una dinámica de relaciones" con agentes políticos, sociales y sindicales para intentar "articular una respuesta contundente a estos juicios políticos que esperamos conseguir que no lleguen a celebrar".

Grupo internacional de contacto

Por otro lado, se han referido a la visita que realizan desde este pasado miércoles los miembros del denominado Grupo Internacional de Contacto y, en este sentido, Ugarteburu ha resaltado la labor "muy importante" que realizan y que denota "la implicación total" de la comunidad internacional" en la consecución de "una solución integral del conflicto".

La portavoz abertzale ha explicado que los miembros del Grupo Internacional de Contacto se encuentran este jueves en Bilbao para reunirse con "diversos agentes políticos de este país", entre ellos la IA.

Ugarteburu ha indicado que, además de reclamar unos "primeros pasos de urgencia" para que se "levanten las medidas de excepcionalidad en vigor" en España y Francia, es necesario abordar "el conflicto en su integridad, tanto la situación de presos, exiliados, el tema del desarme y de la desmilitarización". "Un carril que se debe abordar, sin ninguna duda, mediante la articulación de un diálogo, monitorizado desde los agentes internacionales, entre ETA y los dos Estados implicados en el conflicto", ha añadido.

No obstante, ha resaltado que no se debe "olvidar el carril político" ya que "la solución también va a venir por ahí, atendiendo a los dos nudos principales que nos han traído a esta situación", en referencia al "reconocimiento de Euskal Herria como nación" y al "derecho a decidir sobre su propia articulación y su futuro".

Para "encarrilar ese acuerdo político", en su opinión, no hay "otro instrumento posible que no sea el entablar conversaciones buscando un acuerdo integrador entre todas las culturas políticas sin excepciones". Según ha indicado, "en este carril de trabajo, la implicación de la comunidad internacional juega un papel clave y lo seguirá jugando" porque "han manifestado su firme compromiso".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.