El portavoz del Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Logroño, Vicente Urquía, ha considerado este jueves que "no tiene sentido" reclamar para el Consistorio los edificios de Comandancia "cuando hay edificios vacíos" en la ciudad, como el Centro de la Cultura del Rioja (CCR) o la Biblioteca Rafael Azcona.

En rueda de prensa, Urquía se ha referido de este modo a las negociaciones, anunciadas tras la entrevista este lunes del presidente de La Rioja, Pedro Sanz, y el ministro de Defensa, Pedro Morenés, para que el Ayuntamiento asuma la gestión de estos tres inmuebles, de los que, en este momento, sólo uno está en uso.

El portavoz socialista ha afirmado que esta posibilidad "es un regalo envenenado para la ciudad", ya que, a su juicio, "si hay en la ciudad edificios que este equipo de Gobierno no es capaz aún de poner en marcha, como el CCR o la Biblioteca y otros que ceden como la Casa Museo a la UR, qué sentido tiene pedir estos edificios".

A ello ha sumado que, "además, estos edificios necesitan una importante reforma interior, y, posteriormente, un gasto de mantenimiento bastante elevado, que sería imposible de asumir". "Y eso, sin olvidar que se va a contar en breve con el Cuartel de Avenida de Navarra o con el edificio del convento de Madre de Dios", ha dicho.

Frente a esta situación, Urquía ha apostado por "priorizar, por poner en marcha primero lo que tenemos" y, si bien ha reconocido que "estos edificios de Comandancia podrían estar bien para el futuro, ahora no es una cesión urgente ni necesaria".

Para el portavoz del PSOE, "hablar de estos edificios es no entender que estamos en crisis", y ha advertido, en esta línea, "hay recortes en otras infraestructuras, como el Teatro Bretón o la Casa de las Ciencias, que pueden poner en peligro no su existencia, pero sí que abran menos horas, menos días y con menos prestaciones".

Por eso, ha reclamado a la alcaldesa, Cuca Gamarra, "que aún no ha dicho nada, que explique para qué quiere los edificios, con qué dinero cuenta y de dónde lo va a sacar, y cuándo los abriría y con qué proyecto".

Ha considerado que "a largo plazo, en seis u ocho años, estos edificios podrían tener un sentido, dada la zona en la que están, para completar un recorrido cultural de la ciudad, pero, ahora mismo, no lo tienen".

Además, Urquía ha sumado que otra actuación, precisamente en el entorno de los edificios de Comandancia, las excavaciones de Valbuena, "están paradas y abandonadas, y sería más urgente volver a la escuela taller que se ocupaba de esta zona, para que no se pierda y consolidar el espacio arqueológico para el futuro".

"Estamos en un momento en el que, sabiendo cómo está, por ejemplo, la Sanidad, y que ahora, Pedro Sanz pida estos locales que tienen unos tremendos gastos, es no saber dónde nos encontramos. Nuestro objetivo ahora debe ser el mantenimiento del Estado del Bienestar y crear empleo, no gastar en edificios vacíos", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.