El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha asegurado que el sistema dispone de "recursos suficientes" para cubrir el pago de las pensiones, pero a la vista de la caída de la afiliación, ha abierto la puerta a adoptar medidas para mejorar sus ingresos, como traspasar a los Presupuestos el pago de los complementos a mínimos. En último recurso, ha añadido, no sería "dramático" recurrir al Fondo de Reservar de la Seguridad Social, la llamada 'hucha de las pensiones'.

En rueda de prensa tras conocerse los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social del mes de enero, Burgos no ha ocultado que la sangría del empleo está debilitando los ingresos del sistema. Así, los afiliados registraron en enero un descenso 283.684 personas, hasta los 16.946.237 trabajadores, la cifra más baja desde enero de 2004, cuando se registraron 16.930.760 afiliados.

"Es un periodo complicado para los ingresos del sistema, también por la situación que viven las admnistraciones públicas y las empresas", ha añadido, para apostillar que "hay que estar atentos a los indicadores de ingresos del sistema".

De hecho, los datos de enero reflejan que cada pensionista se sostiene por la aportación de 2,42 afiliados, lo que supone la tasa mas baja desde 2003. "Esta valoración es significativa en la medida en que ésta es una relación esencial para la sostenibilidad del sistema", ha apostillado.

Dicho esto, Burgos ha señalado que "a corto plazo", el Gobierno no contempla recurrir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social para pagar las pensiones, pero ha asegurado que si hubiera que hacerlo, sería "el recursos final" y no debería interpretarse "con dramatismo", puesto que "está para eso". "No hay que verlo desde ningún aspecto como una cuestión que suponga un riesgo para el conjunto del sistema", ha añadido.

Antes de eso, Burgos ha planteado seguir avanzando en la separación de fuentes de financiación de la Seguridad Social y en culminar el proceso para que los Presupuestos se hagan cargo de los complementos a mínimos, que supusieron un coste de más de 4.000 millones de euros al sistema en 2011, así como usar "otros recursos del sistema a los que se pueda apelar".

Por otro lado, el secretario de Estado de Seguridad Social ha dicho que se mantendrán los aplazamientos del pago de cuotas a las empresas en dificultades, ya que "no suponen un problema" y que incluso en algunos casos suponen ingresos adicionales por la vía del pago de intereses.

Preguntado por el déficit de la Seguridad Social al final de 2011, Burgos ha indicado que las cifras definitivas se conocerán a finales de febrero o principios de marzo, pero sostiene que el ejercicio se cerró con un saldo negativo.

Integración de las empleadas del hogar.

Por otro lado, Burgos hizo balance de la integración desde el 1 de enero de las empleadas del hogar en el Régimen General de la Seguridad Social y señaló se está observando una cierta "resistencia" en el traspaso desde el régimen especial.

Así, solo se han incorporado 11.398 personas, un 3,9% del total, cifra ante la que Burgos ha señalado que "hay que instrumentar los recursos pertinentes para que la integración se produzca lo más rápidamente posible".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.