El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León aumentó en 11.384 personas en enero de 2012, con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad vuelve a superar la barrera de los 200.000 y se sitúa en 219.859 (108.248 hombres y 111.611 mujeres), según los datos del Ministerio de Empleo recogidos por Europa Press.

En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en el mes de enero registró un incremento del 5,46 por ciento respecto a diciembre (en el resto de España el paro creció un 4,01 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país aumentó en 177.470, hasta situarse en un total de 4.599.829).

Se trata del cuarto mayor incremento del paro a nivel nacional, tras País Vasco (7,20), Navarra (6,82), Asturias (6,70) y la ciudad autónoma de Ceuta (5,82).

En comparación con enero de 2011, el paro registrado en Castilla y León aumentó un 7,63 por ciento (15.593 desempleados más), mientras que en España subió un 8,72 por ciento, el equivalente a 368.826 parados más. En este caso, Castilla y León registra el cuarto menor incremento del desempleo a nivel nacional.

El paro aumentó en el mes de enero con respecto a diciembre en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en Burgos, donde subió un 6,06 por ciento (1.697 desempleados más), seguida de Palencia, con un incremento del 5,98 por ciento (779 parados más) y León, con una subida del 5,92 por ciento (2.368 desempleados más).

También aumentó el desempleo en Segovia, con un 5,56 por ciento (624 desempleados más); Zamora, con un 5,55 por ciento (916 parados más); Valladolid, con un 5,38 por ciento (2.442 parados más); Ávila, con un 5,26 por ciento (857 personas sin empleo más); Salamanca, con una subida del 4,75 por ciento (1.527 parados más), y Soria, con un incremento del 2,97 por ciento (174 desempleados más).

En comparación con enero de 2011, el paro aumentó también en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en Segovia (9,89 por ciento, 1.067 parados más); Burgos (9,39 por ciento, 2.550 parados más); Zamora (8,05 por ciento, 1.298 desempleados más); Valladolid (7,91 por ciento, 3.509 parados más) y Ávila (7,77 por ciento, 1.236 parados más).

Les siguen Salamanca (7,05 por ciento, 2.218 parados más); León (6,58 por ciento, 2.615 nuevas personas sin empleo); Palencia (6,02 por ciento, 784 parados más), y Soria (5,53 por ciento, 316 parados más).

Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (219.859) se reparte del siguiente modo: Ávila, 17.150; Burgos, 29.708; León, 42.369; Palencia, 13.799; Salamanca, 33.661; Segovia, 11.853; Soria, 6.030; Valladolid, 47.864, y Zamora, 17.425.

Por sectores y sexos.

Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en enero aumentó en todos los sectores y el mayor incremento se dio en servicios (7.456 personas), seguido de construcción (1.782), industria (1.488), colectivo de sin empleo anterior (528) y agricultura(130).

En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 26.252 son extranjeros) se distribuye por sectores del siguiente modo: 115.198 en el sector servicios; 41.631 en construcción; 27.239 en el colectivo sin empleo anterior; 26.894 en industria y 8.897 en agricultura.

En cuanto a la situación por sexos, en Castilla y León se reparte con 111.611 mujeres y 108.248 hombres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 13.648 frente a 10.910.

Evolución de la contratación

Mientras tanto, la contratación cayó en Castilla y León en el mes de enero, cuando se firmaron 40.384 contratos, un 5,25 por ciento menos que en el mes anterior (-2.239 en términos absolutos), frente a un descenso del 10,89 por ciento en el resto del país. Con respecto al mes de enero de 2011, la cifra es un 7,77 por ciento inferior (3.400 contratos menos). En España la contratación en enero de 2012 cayó un 6,94 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior.

La contratación cayó el mes pasado en todas las provincias de Castilla y León —a excepción de Soria, donde aumentó un 6,55 por ciento (90 nuevos contratos)— con especial incidencia en Ávila (-15,54 ciento, 373 contratos menos) y en Segovia (-14,15 por ciento, 394 contratos menos).

Les siguen León (-7,79 por ciento, 528 contratos menos), Burgos (-6,14 por ciento, 457 contratos menos), Zamora (-5,21 por ciento, 125 contratos menos), Salamanca (-2,50 por ciento, 135 contratos menos), Palencia (-2,45 por ciento, 83 contratos menos) y Valladolid (-2,20 por ciento, 234 contratos menos).

En comparación con enero de 2011 la contratación descendió en todas las provincias menos en Ávila donde aumentó un 4,70 por ciento (91 nuevos contratos). En esta ocasión los mayores descensos de la contratación se registraron en Zamora (-21,23 por ciento), Segovia (-17,81 por ciento), Soria (-15,22 por ciento), Palencia (-11,68 por ciento), Valladolid (-8,39 por ciento), Burgos (-6,35 por ciento), Salamanca (-1,99 por ciento) y León (-1,96 por ciento).

Finalmente, la contratación indefinida aumentó en el último mes con respecto a diciembre de 2011 en Castilla y León un 9,08 por ciento (268 contratos más) hasta alcanzar la cifra de 3.220 contratos indefinidos. En España la contratación indefinida con respecto al mes anterior aumentó un 15,56 por ciento.

En términos anuales, el número de contratos indefinidos realizados en Castilla y León cayó un 31,27 por ciento (1.465 contratos indefinidos menos). En España la contratación indefinida con respecto al año anterior bajó un 26,12 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.