Un vehículo se ha empotrado esta medianoche contra un portal en la calle Conde de Barcelona número 4 de Palma, después de que una pareja discutiese en el interior del coche, si bien, pese al aparatoso accidente, ninguno de los ocupantes resultó herido, ni ninguno de los vecinos, dado que nadie se encontraba en el interior del portal.

Así, el accidente se ha producido poco antes de las doce de la noche, cuando un vehículo, de la marca Volkswagen Polo se ha desviado a una gran velocidad y ha chocado contra un portal superando los dos escalones y rompiendo las lunas del mismo quedando atrapado en su interior.

Al lugar de los hechos han acudido varias dotaciones de la Policía Local, que han introducido a los dos jóvenes en un furgón donde han practicado las pruebas de alcoholemia a la joven, quien en un principio, había declarado que era ella la conductora.

Sin embargo, varios testigos del accidente aseguraron a los agentes que había sido un chico el que había salido por la puerta del conductor, por lo que negaron que fuera la joven la que conducía el vehículo. Además, otros testigos también indicaron haber visto a un tercer hombre, quien, según señalaron, era el que conducía el coche, si bien la Policía Local no ha podido averiguar este hecho.

Tras preguntarle al chico que acompañaba a la joven sobre este hecho, negó de forma rotunda que hubiera una tercera persona en el vehículo y llegó a confesar que fue él quien realmente conducía el coche y que había perdido el control del mismo, después de que en el transcurso de una discusión, la chica cogiera el freno de mano y lo levantara, lo que provocó el accidente.

Identificación y toma de declaración

De este modo, los agentes procedieron a pedirle su identificación y su carné de conducir, si bien el joven confesó que no tenía el DNI, aunque reveló que era de Colombia y que su carné de conducir también procedía de ese país. Ante tal situación, la Policía Local lo condujo a la Comisaría para proceder a identificarlo, amenazándole con detenerle en caso de que estuviese mintiendo y no aclarara realmente si era él o la chica quien conducía el coche.

Mientras, en otro vehículo llevaron a la joven para tomarla declaración, dado que los agentes aún desconocían realmente quién estaba conduciendo el coche en el momento del accidente, aunque la chica ya confesó que ella era la propietaria del mismo.

Tras conducir a los jóvenes a la comisaría para aclarar los hechos, una grúa se ha trasladado al lugar de los hechos para retirar el vehículo, mientras que los agentes han informado al presidente de la Comunidad de Vecinos de los trámites que tiene que llevar a cabo para cobrar el seguro, una vez se repare el portal. No obstante, aún había dudas de quién se encargaría de sufragar los daños, teniendo en cuenta que todavía se desconoce si era la propietaria del vehículo la que lo conducía o su acompañante.