Gibraltar estuvo a punto de volver a ser español en 2002, según un exministro de Blair

  • El Gobierno de Tony Blair llegó a un acuerdo secreto en 2002 con el Ejecutivo de José María Aznar para compartir la soberanía de la colonia británica.
  • Lo dice Peter Hain, entonces ministro británico para Europa.
  • La "línea dura" del Gobierno español frenó el acuerdo, pues solo quería la plena soberanía y Tony Blair no aceptaba esa condición.
Una bandera española ondea frente al peñón de Gibraltar.
Una bandera española ondea frente al peñón de Gibraltar.
José Manuel Vidal / EFE

Gibraltar estuvo a punto de volver a pertenecer a España en el año 2002, al menos en parte. El entonces primer ministro británico Tony Blair tuvo la idea de llegar a un acuerdo con el gobierno español para compartir la soberanía de la colonia y, de hecho, se logró un trato secreto con Moncloa. Sin embargo, el propio Blair descartó la iniciativa posteriormente porque lo que él consideraba la "línea dura" del Ejecutivo de José María Aznar quería solo la plena soberanía gibraltareña, algo a lo que el ex primer ministro laborista no estaba dispuesto a aceptar.

Lo cuenta Peter Hain, en aquel momento ministro británico para Europa, en un libro de memorias (Outside In), publicado este lunes, del que se hacen eco varios medios de comunicación de Reino Unido. Hain señala que Tony Blair no tenía buena impresión de los gibraltareños y vio en el acuerdo citado una buena oportunidad para ganarse el favor del gobierno español en diversas negociaciones en el seno de la Unión Europea (UE).

Blair tomó la idea de ceder Gibraltar empujado por la opinión del propio Peter Hain, que consideraba entonces que había que "hacer algo con Gibraltar", perteneciente a Reino Unido desde principios del siglo XVIII. Hain consideraba que era "ridículo" que en los tiempos actuales el país tuviera "una colonia en la punta de España a casi 3.000 kilómetros de distancia". Además, llamaba despectivamente a los habitantes de Gibraltar como 'esquizofrénicos' por su "idea artificial de ser británicos".

Hain asegura en su libro que Tony Blair entendía que el acuerdo de una soberanía compartida valdría para que Gibraltar tuviera "un futuro mejor", al mismo tiempo que permitiría "una mejor relación con España eliminando así un obstáculo de las relaciones británicas dentro de Europa". Un portavoz de Tony Blair citado por Daily Mail desmiente lo dicho por Hain y afirma que el ex primer ministro "nunca pensó en dejar Gibraltar a España".

Poco después de este acuerdo frustrado, se celebró un referéndum en Gibraltar en el que sus habitantes mostraron, con un 98,48% de los votos, su posición favorable a seguir siendo británicos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento