El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha anunciado este miércoles que preguntará en el próximo Pleno ordinario por la reciente adjudicación del servicio postal municipal a la empresa Unipost y, al mismo tiempo, pedirá su retirada ante las "presuntas irregularidades que se han podido cometer en el proceso previo a la contratación".

En una nota, Torrijos ha señalado que IU ya se opuso a esta adjudicación en la pasada Comisión Especial de Cuentas, Hacienda y Administración Pública, celebrada este martes, en la que se adoptó dicha decisión. Así, basó este rechazo en razones de índole político, "ya que se otorga el servicio a una empresa privada en vez de a Correos, que también se presentaba al concurso, pero sobre todo de tipo legal, ya que la propuesta ganadora incumplía el pliego de condiciones".

En concreto, el portavoz de IU puso el énfasis en el hecho de que, a pesar de que en el citado documento se consideraba una "oferta anormal o desproporcionada" cualquier rebaja del precio estimado por encima del 45 por ciento, el gobierno local "valoró con la máxima puntuación a Unipost en este apartado, cuya propuesta económica planteaba una abaratamiento del 70 por ciento.

Según Torrijos, esta circunstancia "no es baladí, puesto que al final ha resultado determinante para que la empresa Unipost haya terminado haciéndose con el concurso". Según ha sostenido, no es la única "anomalía", por lo que ve "lo más adecuado" la paralización de la adjudicación en cuestión y una revisión del proceso que ha desembocado en la misma.

Así lo expuso el edil de IU en la Comisión de Cuentas, tras señalar que "los representantes del PP y PSOE hicieron oídos sordos a mis advertencias y, sorprendentemente, votaron a favor de esta sospechosa adjudicación".

"Por si fuera poco todo esto, la concesión del contrato a Unipost, en los términos recogidos en su oferta, conllevaría una importante reducción en la calidad del servicio prestado y un considerable empeoramiento de las condiciones de trabajo de la plantilla, ya que una rebaja del 70 por ciento no cubre ni los costes", ha aseverado.

Por todo ello, IU considera que hay "motivos de sobra" para que el gobierno local del PP se replantee la contratación de este servicio, "no sólo por las posibles irregularidades cometidas en el proceso de adjudicación, sino por la evidente precarización laboral que supondrá para los profesionales que lo desempeñan".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.