Mujer obligada a devolver a sus hijos
Carolina A.G., una ciudadana española a quien un juzgado de Valencia considera responsable de la sustracción internacional ilícita de dos de sus tres hijos y le ha ordenado que los devuelva inmediatamente a Inglaterra a petición del padre. Juan Carlos Cárdenas / EFE

Un juzgado de Valencia ha ordenado a una ciudadana española residente en esta ciudad, a quien considera autora de la sustracción internacional ilícita de dos de sus tres hijos, que los devuelva inmediatamente a Inglaterra a petición del padre de los niños, que está denunciado por maltrato y violación.

El auto considera que Carolina ha retenido de manera ilícita a los menores en contra de la voluntad del otro progenitor La madre, Carolina A.G., justifica la salida del país de los menores en las amenazas y malos tratos de su aún marido y padre de los niños, un hombre de origen nigeriano y nacionalidad española tras su boda con esta mujer.

El auto del juzgado, considera que Carolina "ha retenido de manera ilícita a los menores en contra de la voluntad del otro progenitor oponiéndose a la devolución" de los mismos, infringiendo además una orden del Tribunal del Condado de Nottingham que le prohibía trasladar a dos de sus hijos fuera de la jurisdicción de Inglaterra y Gales, medida que ella desconocía.

Según esa orden, la madre solo gozaba del cuidado y control de sus hijos sin tener en exclusiva su guardia y custodia, por lo que, en virtud del Convenio de La Haya sobre Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores, no puede elegir unilateralmente el lugar de residencia.

Ese convenio, que el auto considera vulnerado, establece desde 1980 que el traslado o retención de un menor será ilícito cuando se haya producido con infracción de un derecho de custodia.

Lo que no ha tenido en cuenta el juzgado, según relata la mujer, son las circunstancias que le llevaron a sacar a sus hijos de Inglaterra.

"Nos iba a matar", asegura Carolina, quien lamenta que la Justicia española no haya considerado las denuncias por malos tratos y violación que ha interpuesto tanto en Inglaterra como en España contra su marido, una cuestión que, según el auto del juzgado valenciano, no se contempla en el Convenio de La Haya, "siendo en todo caso el Tribunal del Condado de Nottingham el que debiera pronunciarse sobre los mismos".

Trámites de divorcio

Carolina y su marido se casaron en 2003 en España y juntos han tenido tres hijos, que tienen ahora 8 y 5 años y 4 meses.

Llegó a golpearme violentamente en el vientre estando ya embarazada de mi último hijo En 2008 se fueron a vivir a Inglaterra y, según asegura, él la ha maltratado a lo largo de la relación, aunque no presentó ninguna denuncia hasta febrero de 2011: "Ya temía por mi vida y por la de mis hijos, puesto que también ha maltratado al mayor".

"Llegó a golpearme violentamente en el vientre estando ya embarazada de mi último hijo", un suceso que le hizo regresar a España: "Además, me decía que me iba a quitar a los niños para llevarlos a Nigeria y que no los vería más".

Carolina indica que, pese a las intervenciones reiteradas de la policía británica, estaba "aterrorizada" ante la posibilidad de que cumpliera sus amenazas y contactó con el Consulado español de Nottingham: "Me dijeron que, puesto que no estaba claro que allí pudieran darme la seguridad que necesitaba, sin familia ni amigos, era mejor que los niños estuvieran en España".

El nuevo letrado de Carolina, José Antonio Serra, solicita que mediante una comisión rogatoria se pida a la Justicia inglesa que aporte las denuncias interpuestas por esta mujer contra su marido, de quien ha iniciado también los trámites de divorcio.

Serra ha explicado que, además, ha interpuesto una denuncia contra el hombre por violación, vejación y malos tratos ante la Audiencia Nacional al entender que es el órgano competente para salvaguardar universalmente los derechos de cualquier español.

Consulta aquí más noticias de Valencia.