El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha hecho un llamamiento a todos los gallegos a "mancomunar esfuerzos" para poder superar la crisis económica "manteniendo el bienestar y el desarrollo".

Así lo ha señalado durante un mensaje de Fin de Año que ha estado centrado por completo en la crisis económica y en el que ha tenido palabras de recuerdo para la conmemoración en 2011 del 30 aniversario del Parlamento de Galicia.

En su intervención, Núñez Feijóo ha recordado que Galicia ha tenido "siempre" un "robusto sentimiento comunitario", al que ha apelado, en forma de "cooperación, ayuda y colaboración", como virtud "imprescindible" para "contrarrestar los efectos de la crisis".

"La obra que hoy nos ocupa consiste en superar la crisis manteniendo el bienestar y el desarrollo", ha explicado el presidente gallego, que ha dejado "lugar para la preocupación" pero "no para la desesperanza" dado que "la Galicia del siglo XXI es consecuencia de innumerables ciudadanos que no se rindieron en situaciones más adversas que la presente".

"Nuestros padres y nuestras madres, nuestros abuelos y abuelas formaron parte de generaciones obligadas a dominar los retos difíciles. Nunca perdieron la fe en sí mismos. Siempre miraron adelante", ha señalado Núñez Feijóo en referencia a la emigración gallega. AUSTERIDAD

En su discurso, el jefe del Ejecutivo gallego ha tenido espacio también para la austeridad, la planificación y la estabilidad de las cuentas públicas, de las que en Galicia "ya se hablaba con naturalidad" antes de que "se empezase a hacer en el resto de la nación".

Por ello, ha destacado, "mientras otras administraciones toman hoy drásticas decisiones, Galicia contará para este año 2012 con unos presupuestos públicos que, en una España a las puertas de una nueva recesión, garantizan la viabilidad de las prestaciones públicas esenciales y con las que no se renuncia a remontar la adversidad".

Tras recordar la "responsabilidad especial" de los políticos en el afrontamiento de esta situación, Núñez Feijóo ha pedido a la sociedad un "esfuerzo" de participación y ha destacado el valor de "decir la verdad" en las situaciones económicas complicadas.

Asimismo, ha asegurado que se pueden conservar las cotas de progreso alcanzadas hasta ahora, aunque "a cambio de reforzar pautas" que lleven a "priorizar las necesidades", a "entender inevitables sacrificios" y a "huir de la insolidaridad". "No es válida la opción de esconder los problemas. Tampoco es posible posponer las soluciones. Los gallegos lo sabemos bien", ha sentenciado.

El destino de los gallegos

El presidente de la Xunta ha tenido también palabras de recuerdo para los desempleados y los sectores productivos afectados por la crisis, al tiempo que ha apelado a "buscar una salida" de forma conjunta para "los que están pasando por más dificultades".

"No pensemos, por tanto, que nuestro porvenir está a expensas de los factores que nos dominan inexorablemente", ha apuntado Núñez Feijóo, quien ha señalado que la existencia de "un horizonte" para Galicia depende de los gallegos. "En ningún lugar está escrito nuestro destino. El destino de los gallegos y de las gallegas lo escriben los gallegos y las gallegas", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.