El Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga ha aplaudido que la Junta vaya por fin a aprobar el decreto que permitirá la regularización, entre otras, de las más de 11.000 viviendas ilegales que hay en la comarca malagueña de la Axarquía, porque a priori "no supone una amnistía sin más, sino la clarificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA)", lo que, como ha afirmado, "tenía que haberse producido hace muchos años; era una cuestión necesaria, urgente e imprescindible".

A juicio del decano de esta entidad colegial, Antonio Vargas, "ya era más que evidente la necesidad de abordar el desarrollo reglamentario de la LOUA, en tanto que había que aclarar las incertidumbres y los matices; era preciso clarificar ciertos aspectos para que la interpretación fuera objetiva y la misma en Málaga, en Cádiz o en Granada". Por tanto, ha declarado, "nunca es tarde si la dicha es buena".

Vargas ha indicado a Europa Press que el decreto, cuya aprobación anunció el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, para principios de este mes de enero y del que sólo conocen el borrador dado a conocer en julio pasado, "vendría, a priori, a aclarar ciertas situaciones y a establecer cuáles son los caminos de normalización de estas viviendas". "Tipifica las distintas circunstancias de irregularidad urbanística que se dan en todo el conjunto y eso es positivo porque supone eliminar la interpretación", ha señalado.

En este punto, el responsable del Colegio de Arquitectos de Málaga ha dejado claro que el futuro decreto, "evidentemente, no contradice la ley ni implica su cambio, sino que aporta puntualizaciones para poder actuar con tranquilidad y resolver problemas". Como ha subrayado, "una amnistía, legalizar las viviendas sin más, sería una locura, un absurdo", puesto que "a los promotores, los constructores y los ayuntamientos que cumplieron la ley se les quedaría cara de tontos".

Atendiendo al borrador del decreto, el objetivo del Gobierno andaluz es, al menos, "quitar un poco de hierro al planteamiento penal que se estaba haciendo de este tipo de cuestiones urbanísticas". "Son situaciones que ya estaban establecidas en la LOUA, pero que podían ser objeto de distinta interpretación, por lo que nadie se atrevía a ir por un camino ante la posibilidad de que se acabara judicializando", ha manifestado Vargas.

Por último, el representante de los arquitectos malagueños ha hecho referencia a los núcleos diseminados irregulares, que "son una realidad en muchos municipios andaluces" y, aunque "la Junta fuera reacia a su aparición, parece que ya considera que hay que aceptar esa realidad". Para ello, habrá que recurrir a figuras del planeamiento urbanístico y establecer las compensaciones que correspondan.

El decreto autonómico para la regularización de viviendas fuera de ordenación, que en el caso de la provincia de Málaga afectará a más de 11.000, ubicadas en municipios de la Axarquía, ha tenido que superar la elaboración de los informes del Consejo Consultivo y del Consejo Económico y Social de Andalucía.

Consulta aquí más noticias de Málaga.