El lehendakari, Patxi López, asegura que tras el fin de ETA, a la que ha calificado de su "peor pesadilla", ahora "toca" afianzarlo "poco a poco, reparar el daño, arropar a las víctimas, asentar los valores que impidan que nunca más vuelva a suceder algo semejante", así como "conquistar la convivencia".

Además, se dirige a los ciudadanos vascos para asegurarles que la prioridad de su Gobierno es "el empleo" y, con este objetivo, pondrá en marcha "medidas para ello en el primer tramo" de este próximo año.

En su discurso de Fin de Año, que ETB emitirá íntegro a las 21.00 horas de este sábado, el presidente del Ejecutivo autónomo confiesa que su "objetivo político prioritario, irrenunciable" además de su "peor pesadilla" y su "gran sueño" ha sido "desde el primer minuto" en que tomó posesión de su cargo, el de poder lograr el fin de ETA". "Y lo hemos logrado", agrega.

En su opinión, "ahora toca afianzarlo día a día, reparar el daño, arropar a las víctimas, asentar los valores que impidan que nunca más vuelva a suceder algo semejante". El lehendakari ha insistido en la necesidad de "conquistar la convivencia y la concordia entre ideas plurales y sentimientos diversos, para construir Euskadi entre todos y no unos contra otros". "Ésa es nuestra gran tarea colectiva", puntualiza.

López asegura, también en su mensaje, que el "gran objetivo" de su Gobierno será, en 2012, el empleo. Según explica, su pretensión es "ofrecer una salida a los miles de jóvenes sin trabajo, a los parados de larga duración", así como "ayudar" a las empresas vascas a "resistir y a mejorar" y a los emprendedores "a poner en marcha su proyecto, porque son imprescindibles para reactivar nuestra economía y aumentar nuestras posibilidades".

Con este objetivo, el lehendakari del Ejecutivo vasco ha anunciado que su Gabinete pondrá en marcha "medidas para ello en el primer tramo" de este próximo año.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.